¿Por qué nos da tanto miedo tomar la decisión de educar sin escuela?

tengo miedo de educar en casa

En el tiempo que llevo trabajando en educación en casa, casi todos los días me escriben mamás (cosa que les agradezco mucho) diciéndome: “Tengo miedo de educar en casa”; me cuentan una y mil maravillas de la educación sin escuela; sin embargo, siempre existe un “pero” y a mí me sorprende mucho que están convencidas que esta podría ser la mejor opción para sus hijos, pero finalmente no lo hacen y es entendible no es una decisión fácil de tomar ni es algo para todo el mundo, pero ¿por qué nos da tanto miedo educar sin escuela?

A continuación, te hablaré sobre las cuatro principales razones que he detectado, sobre por qué nos da tanto miedo tomar la decisión de educar sin escuela a los padres; en base a lo que me escriben mis lectoras, a lo que yo viví y la experiencia de los alumnos con los que he trabajado en mi programa Homeschooling-primeros pasos.

Por nuestra mente escolarizada

Definitivamente cuando estamos evaluando la opción de educar en el hogar, la mayor parte de nuestros ruidos son por nuestra mente escolarizada y es que son muchos los mitos que giran en torno a la educación sin escuela, que la mayoría son por nuestra falta de información.

Es por eso que tanto a mis lectores, como a mis alumnos, siempre les recomiendo pasar por un proceso de desescolarización interior, esto es primordial para tener éxito en nuestra nueva manera de educar; si no hacemos este trabajo, es difícil dejar de pensar que nuestros hijos no van a socializar, que si en algún momento quieren ir a la escuela no lo podrán hacer, que no podrán estudiar la universidad, que serán niños antisociales y un largo etcétera.

Informarnos es nuestra principal tarea cuando estamos evaluando la educación en casa, pero después de informarnos bien y de estar completamente seguras que es lo que queremos para nuestros hijos, debemos pasar por este proceso de desescolarización si queremos avanzar sin ningún problema.

La presión social

La presión social también llega a ser una traba muy importante, por la que algunos padres no dan el paso definitivo de educar sin escuela; las críticas y la desaprobación que puede llegar a ocasionar el homeschooling llega a pesar tanto que puede hacer dudar a los papás e incluso descartar esta opción.

Para trabajar la presión social, es necesario primero que nada, querer educar en casa por las razones correctas, estar bien informadas y trabajar en nuestra desescolarización mental.

Debes tomar en cuenta que muchas personas llegan a emitir comentarios sin conocer verdaderamente sobre el tema, debemos entender que las personas hablan desde el desconocimiento y lo peor que podemos hacer es entrar en conflictos con las personas.

El estar bien informada te dará esa confianza para dar el paso y como te comento siempre y cuando lo esté haciendo por las razones correctas, que llegará un momento en que los comentarios de terceros ya no te afectaran.

Pensar que ya no tendremos tiempo para nosotras

Es normal llegar a pensar que si educamos en casa ya no tendremos tiempo para nosotras, esto no es del todo verdad, cuando decidimos educar sin escuela adquirimos nuevas habilidades, entre ellas, la organización, está será clave para nuestro éxito.

Educar en el hogar requiere tiempo y energía, por eso es que lo debemos evaluar muy bien, porque para tener éxito con el homeschooling nos debe gustar estar con nuestros hijos. Si tú también tienes esta preocupación déjame decirte que es posible tener tiempo para ti y para la educación sin escuela, siempre y cuando aprendas a organizarte, pero sobre todo a priorizar.

No confiar en nosotras mismas

Pensar que no seremos capaces de poder enseñar todo lo que nuestros hijos en teoría deberían aprender, también causa miedo a la hora de educar en casa, creer que por no tener estudios universitarios no podremos tener éxito educando sin escuela es una gran mentira. El éxito que puedes llegar a tener educando en casa no es por tu grado de estudios. La educación en casa nos permite aprender todos los días con nuestros hijos.

Hoy más que nunca debemos estar agradecidas por la época en la que vivimos, gracias a la tecnología estamos a tan solo un clic de obtener información y eso nos facilitará mucho las cosas, además de que podemos apoyarnos en otras personas que nos ayuden con temas que se nos llegan a complicar; si tú tienes el deseo atentico de educar en casa lo puedes hacer, porque como lo he dicho se necesita, principalmente amor y gusto por estar con nuestros hijos, que otra cosa para tener éxito.

Es normal tener miedo

No te sientas mal si tienes miedo, créeme es lo más normal del mundo; querer salir de repente de la caja y decir voy a educar en casa, cuando ante los ojos de todo el mundo lo normal es ir a la escuela no es sencillo. Esto es para mamás dispuestas a hacerlo y que si tú al evaluar esta opción, dices esto no es para mí, también es válido, tú puedes hacer un gran trabajo en conjunto con la escuela.

Si estás sintiendo el deseo de educar en el hogar desde lo más profundo de tu interior, pero tienes miedo; te recomiendo que te informes; únete a grupos de apoyo en las redes sociales; trabaja tu desescolarización interior y si tienes oportunidad fórmate; es decir, entra a un curso o programa como lo es Homeschooling-primeros pasos y tú ya no tendrás que investigar más porque todo lo que necesitas saber lo tienes ahí.

Como puedes ver opciones para trabajar tus miedos hay muchas, yo también tuve muchos miedos; es por eso que hoy sé que se pueden trabajar, si educar en casa es lo que verdaderamente quieres para tu familia, así que estoy segura que podrás conseguirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *