¿Si hago homeschooling ya no tendré tiempo para mí?

si hago homeschooling ya no tendré tiempo para mí

Algunas mamás que desean educar en casa se preguntan ¿si hago homeschooling ya no tendré tiempo para mí? esto es una gran preocupación para muchas mujeres. Para mí, es primordial que cuando tomemos la decisión de educar sin escuela, estemos tan seguras que este tipo de dudas no te inquieten. Si bien, es verdad que educar en casa requiere de tiempo, esto no quiere decir que ya no tendremos tiempo para nosotras; para ello, será fundamental que sepas organizarte.

A continuación te dejo una serie de recomendaciones, que pueden ayudarte si tu también te sientes preocupada al no saber si tendrás o no tiempo para ti si haces homeschooling.

Haz acuerdos con tu pareja

El apoyo entre la pareja será fundamental tanto en el éxito del homeschooling, como en la crianza en general. A menudo, te he recomendado que no debes dejarte de lado, tu bienestar es fundamental para obtener buenos resultados como mamá homeschooler y en toda tu maternidad, si tú estás bien, todo fluirá mejor en tu vida, incluida tu etapa como mamá homeschooler, es por ello que la comunicación y el apoyo entre la pareja en estos momentos será realmente importante.

Habla con tu pareja y desde que estén considerando educar en casa hazlo, para que ambos padres estén involucrados y se apoyen mutuamente, recuerda que el rol del papá homeschooler es muy importante y el trabajo en equipo será clave en el éxito de este estilo de vida.

Pide ayuda

Si por alguna razón tu pareja no puede apoyarte, puedes pedirle apoyo a tu madre, hermanas, cuñadas, a alguien de toda tu confianza y si nadie puede brindarte un poco de ayuda, busca la manera de hacer las cosas con tu hijo, no es tan difícil como parece.

Planea muy bien tus días

Siempre he dicho que ser mamá homeschooler me ha hecho ser mejor persona y he adquirido nuevas habilidades, una de ellas es ser más productiva. Ahora que educo en casa y que además trabajo desde casa, no podría hacerlo de otra manera que siendo organizada y si no tengo metas claras, bien definidas y por escrito estas se esfuman.

También he aprendido a prorizar y eso es lo que te recomiendo, si quieres educar en casa; planea muy bien y establece prioridades, pregúntate qué es lo más importante para ti en este momento, ¿en qué lugar están tus hijos? dependiendo tus respuestas podrás saber y conocer mejor tus prioridades.

Recuerda que si no lo tienes por escrito es más fácil que lo olvides, así que te recomiendo tener un registro de tus actividades, tanto de la casa, como del trabajo, sociales, etc.

Reserva tiempo para ti

Definitivamente necesitas tiempo para ti, independientemente de si educas o no en casa, así que busca esos momentos especiales para ti.

Homeschooling no es igual a perder libertad, estar con los hijos no debería ser una preocupación tan grande; te aseguro que cuando tus hijos tomen su camino los extrañaras, es verdad que cuando los niños son pequeños demandan nuestros tiempos, pero como todo, esto pasa y el tiempo no regresa.

Reserva tiempo para hacer todas las actividades que te gustan y que te hacen sentir bien. No te dejes en último lugar. Puedes tomarte esos minutos cuando tu hijo está haciendo una actividad, mientras duerme, cuando juega con papá, etc.

Programa un momento al día que sea de silencio

Te recomiendo que encuentres una hora de tu día para estar en silencio, para estar contigo misma; puedes meditar, leer o simplemente estar contigo en silencio, enseña a tus hijos a que también pueden haber momentos de silencio y que se la pueden pasar bien.

Mantén buenos hábitos

Para poder estar bien física, mental y emocionalmente debes tener buenos hábitos en tu vida, de esta manera estarás saludable, con energía y con ganas de recibir cada día de la mejor manera. Las mamás que hacemos homeschooling o las que quieren hacerlo, deben preocuparse por sí mismas y deben saber que para poder hacer un buen trabajo en todas las facetas de sus vidas, deben estar y sentirse bien.

Para algunas mamás un sacrificio, para otras la mejor decisión

Siempre les digo a mis alumnas y lectoras, que educar en casa debe ser una decisión bien pensada, no puede ser algo que tomas a la ligera; las razones que tienes para llevarlo a cabo son las que te marcaran el rumbo y en base a ellas sabrás si el homeschooling sería para ti un sacrificio o de las mejores decisiones de tu vida.

No todas tenemos que hacerlo, si dentro de ti no sientes el deseo autentico de llevarlo a cabo, no lo hagas y sé honesta contigo misma, no pasa nada si dices esto no es para mí, ni para mi familia.

Si pones de tu parte te aseguro que aunque no hagas homeschooling, puedes tener buenos resultados si tus hijos van a la escuela, si tú ayudas a fortalecer sus habilidades, conectas con él, estás presente en cada minuto clave de su vida.

No tienes que ser mamá homeschooler para pensar de manera desescolarizada. Si decides educar en casa, que sea por un deseo genuino y no por moda o porque se te ocurrió a raíz de una pandemia. El homeschooling es más que hacer escuela en casa, es un estilo y transformación de vida para quien decide hacerlo, no es para todo el mundo, pero para quién decide hacerlo de corazón cambia su vida y la de su familia por siempre.

Si es para ti, encontrarás la manera de llevarlo a cabo de la mejor forma compaginándolo con tu vida y encontraras ese tiempo para ti, para tu pareja y para cada una de tus prioridades. Si tu deseas hacerlo que sea por elección y no por obligación.

Compartir en:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *