Los enemigos de la educación en casa efectiva

enemigos de la educación en casa

Al decidir educar en casa, estamos adquiriendo un compromiso de vida muy importante, que no es del todo sencillo llevarlo a cabo, no solo por no saber cómo empezar, si no por el ruido mental que esto puede ocasionarnos, así que debemos ser muy conscientes que en el camino podemos encontrarnos con estas características que he catalogado como enemigos de la educación en casa.

Debemos ser muy cautelosas, porque estos enemigos pueden ser un factor que incluso podría hacernos retractar de esta decisión. A continuación te menciono cuáles son los principales enemigos de la educación en casa efectiva, basados en mi experiencia .

1. Presión social y familiar

El primero que quiero mencionar, es precisamente la presión que llegamos a recibir de nuestros familiares, amigos y conocidos. Esas críticas y comentarios no solicitados acerca de la manera en que hemos decidido educar.

Los comentarios emitidos por esas personas, si pueden llegar a tener mucho peso para algunas mamás y papás, a tal grado que los puede llevar a dar un paso atrás en su decisión solo por “el qué dirán” dejando de lado lo que sienten en su interior.

Ebook 8 pasos para comenzar la educación sin escuela homeschooling de manera exitosa

Recibe Gratis

8 Pasos para comenzar la educación en casa (homeschool, unschool etc.) con bases solidas.

Por favor, regístrate para recibir la guía directamente en tu correo electrónico.

🔒 Formulario 100% seguro y libre de spam. ¡Garantizado! Para más detalles consulta nuestra política de privacidad y términos de uso

No se trata de entrar en controversias con estas personas, tampoco tienes que explicarle a todo el mundo tus razones para educar en casa, pero si tienes que poner límites sanos y sobre todo ser consciente que esto puede pasar y lo único que te dará las herramientas para afrontar una situación de crítica o desaprobación serán tus convicciones, valores y pilares de tu decisión.

Es por ello, que te recomiendo que sepas bien hacia dónde vas y sobre todo porque y para qué quieres hacer las cosas de esta manera, con la información correcta, tus convicciones claras y con el tiempo tu experiencia, esta situación es más llevadera, aunque debe ser consciente que en más de una ocasión te tocará enfrentarte con comentarios de este tipo.

2. Los miedos

Yo recomiendo que antes de que saques a tus hijos de la escuela te prepares mentalmente de todo lo que te miedo acerca de educar en casa. Sentir miedo es de lo más normal, yo también lo tuve, lo importante es que vayas construyendo un proyecto sólido con pilares fuertes y sepas hacia dónde vas.

Debemos educar en casa por las razones correctas para nosotras y esas razones son muy personales y familiares, son eso que a ti te está moviendo a adoptar esta forma de educar. Si tienes miedo no te sientas mal, no significa que no puedes educar encasa, significa que quizá todavía te falta información o herramientas para empezar, solo es cuestión de identificar esos temores, trabajarlos y afrontarlos.

3. La desinformación

Si desescolarizamos físicamente a nuestros hijos en un ataque de irá, emoción o desesperación… quizá cometamos un error, ¿A qué me refiero? La educación en casa, no la debes ver como una salida rápida a tus problemas escolares, es una decisión transcendental que debe ser pensada, analizada, reflexionada y bien estudiada.

Si sacas a tus hijos de la escuela, sin haberte informado y preparado quizá te lleves una sorpresa no grata y tarde o temprano termines descartándola.

Es por eso que yo te recomiendo informarte, prepararte y después tomar acción, en esa línea la probabilidad de tomar una decisión equivocada será menor y créeme, te dará mucha tranquilidad.

4. El exceso de información

Hay una línea muy delgada entre desinformación e infoxicación, como te mencionaba en el punto anterior, es de suma importancia infórmate y prepararte, pero el exceso de información también puede ser un enemigo de la educación en casa efectiva y ¿por qué? Porque si te la pasas leyendo, escuchando vídeos, etc. y no interiorizas lo que vas aprendiendo, puede pasar que no tomes acción nunca.

No se trata de tomar una decisión rápida, no me mal entiendas, está bien que consultes varias fuentes, lo peligroso es que pases horas y horas leyendo, pero no aterrices nada; así que cuidado también con este punto.

5. La culpa

Es muy probable que cuando estés considerando educar en casa o ya hayas iniciado, aparezca en algún momento el sentimiento de culpa al pensar que quizá lejos de hacerles un bien a tus hijos, esta decisión no sea del todo positiva en sus vidas. Para mí la mejor manera de que la culpa no impacte nuestra educación en casa, es hacerlo con plena consciencia de que esto es lo que queremos hacer en verdad, desde el corazón y tener siempre en mente las razones que te llevaron a tomar esta decisión.

6. El perfeccionismo

Esta también es una característica que puede hacernos no avanzar de manera sana y positiva en nuestro proyecto de educar en casa, por ello yo te invito a no esperar a que todas las circunstancias sean perfectas, tener un espacio tipo Montessori en casa. Olvídate de todas esas cosas que no necesitas para iniciar la educación en casa y sobre todo no te compares con otras personas que educan en casa.

Con esto no quiero decir que hagas las cosas mal o rápido, me refiero a que si, pongas todo tu corazón, des lo mejor de ti, te informes, trabajes en ti y en tu mentalidad… pero esperar a que el momento “perfecto” llegue por arte de magia puede hacernos no empezar nunca por miedo a equivocarnos y/o hacerlo mal.

7. Estrés

Me atrevería a decir que este es el punto más importante de todo lo que he mencionado en este post y es que no solo me refiero a que el estrés no te dejaría tener una educación en casa efectiva, sino estar mal física, mental y emocionalmente y que esto a su vez nos desate mal estar.

No podemos pretender educar en casa, si estamos mal. Debemos sentirnos bien y si necesitamos ayuda para estar mejor, no dudemos en buscarla. Un experto te apoyará en el proceso que debas sanar, sea físico, mental o emocional.

Sería injusto llevar a nuestros hijos a un ambiente de malos tratos, no pasa nada si debe estar un tiempo más en la escuela, en lo que nosotras trabajamos en nosotras mismas, es preferible eso a que las cosas se nos salgan de control en casa.

Derribando esos enemigos

Todos estos enemigos de la educación en casa efectiva se trabajan con mentalidad y educando en casa desde el ser; es decir, de adentro hacia afuera, empezando por nosotras, porque seremos ese motor, que debe estar en optimas condiciones para funcionar. Un motor dañado o sin mantenimiento no podrá caminar hacia eso que queremos lograr.

Con todo lo que te mencioné en este artículo, no quiero decir que no lo puedes hacer, todo lo contrario, deseo que empieces bien y que tengas mucho éxito y para ello debemos trabajar en nosotras y en nuestra desescolarización interior.

Ahora me encantaría leerte, ¿Hay algún otro enemigo de la educación en casa efectiva que identificaste o te has encontrado en este camino?, me encantaría leerte 🙂

 

Compartir en:

Ebook 8 pasos para comenzar la educación sin escuela homeschooling de manera exitosa

Descarga tu hoja de ruta

Recibe mi hoja de ruta donde te compartiré los 8 pasos imprescindible que debes dar antes y durante tu proceso de inicio hacia una educación en casa con exitosa.

🔒 Formulario 100% seguro y libre de spam. ¡Garantizado! Para más detalles consulta nuestra política de privacidad y términos de uso

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.