Orgullosamente mamá Homeschooler

ser mamá homeschoooler

Como mamá homeschooler, se viven momentos de todo tipo, buenos y otros no tanto; sin embargo, lo maravilloso de este estilo de vida es que no dejas de aprender y eso te trae grandes satisfacciones, al menos yo así lo vivo.

Por eso es que hoy quiero compartir contigo las cosas que más disfruto de este estilo de vida (Homeschooling).

Amo ser mamá homeschooler porque

  • Tengo la fortuna de ver dormir y despertar cada día a mi hija de manera natural.
  • Tengo tiempo de desayunar tranquilamente con mi marido.
  • Mientras los niños que asisten a la escuela, corren todas las mañanas para hacer sus deberes, mi hija desayuna tranquilamente.
  • Mi hija decide que quiere aprender cada día.
  • Si mi hija quiere pintar un gato azul, lo puede hacer, ella tiene iniciativa y libertad para hacerlo.
  • Todos los días tenemos clases de baile y canto, actividad que le gusta mucho a mi hija y a mí me ayuda a estar relajada.
  • Estoy segura y tranquila porque se alimenta sanamente.
  • Mi niña no conoce el estrés, no tenemos por qué correr y ponernos de mal humor, por no llegar a tiempo, por las tareas o porque debe aprender en un día específico temas que no le interesan.
  • He respetado sus tiempos: para caminar, dejar el biberón, el pañal, las papillas, etc
  • Cada día la veo crecer y desarrollar habilidades.
  • Pese a lo que la gente piensa es una niña social.
  • Puede ir conmigo al mercado y ayudarme a cocinar.
  • Conoce sus responsabilidades y las hace sin pesar.
  • No necesito ponerme delante de un pizarrón y ella en una silla escuchándome, tenemos el mundo como salón de clases.
  • No tienen que ser vacaciones escolares para hacer actividades divertidas.
  • Nada de usar uniforme, ni tener un peinado perfecto que no le guste.
  • Ella no conocerá la teoría de que necesita a un experto para aprender algo que ella desee conocer.
  • No importa si aprende a leer a los seis años o a los nueve; lo va a ser, y su aprendizaje será significativo.
  • Este estilo de vida va más allá de lo académico, es educación verdadera.
  • Aprendo cada día algo nuevo.
  • Me impulsa a ser la mejor versión de mí.

Mamá 24×7

Como mamá homeschooler, el trabajo se puede multiplicar; sin embargo, aprendes a ser más productiva, eficiente, pero sobre todo aprendes a priorizar; para mí esto ha sido fundamental para el logro de mis objetivos.

Hay personas que piensan que por no mandar a los niños a la escuela, ellos no tienen responsabilidades y que se la pasan jugando; debemos entender que los comentarios de la mayoría de las personas son porque no conocen acerca del homeschooling, tratemos de no molestarnos, ni de entrar en controversias con otras personas.

Si cada noche antes de dormir, aunque si, se vale que estés rendida, pero si al recordar tu día se dibuja en ti una sonrisa es porque estás haciendo un buen trabajo; aunque los demás piensen que eres una mala madre.

Estar con nuestros hijos todos los días las 24 horas, no tienen por qué ser un caos, ni una pesadilla, si sabes organizarte no debes tener problemas.

¿Cómo puedes organizar mejor tus días?

La educación en casa es algo que debemos ver de manera positiva, porque en realidad es así. Si ves que no estás siendo productiva, quizá sea porque no te estás organizando bien, para tener mejores días ,puedes considerar lo siguiente:

  • Maneja una agenda: Tener registradas las actividades importantes que debes hacer cada día es muy importante, puedes utilizar una agenda electrónica o física, eso ya dependerá de ti.
  • Planea tus actividades semanales: saber lo que tienes que hacer cada día de la semana es fundamental y tenerlo por escrito lo hace aún más efectivo.
  • Involucra a tus hijos y pareja en las labores de la casa: de esta manera entre todos pueden tener limpia y ordenada la casa.
  • Si tienes que salir a trabajar: Deja instrucciones a la persona que te ayuda con tus hijos de lo que deben hacer, tener una buena comunicación con tus hijos también es fundamental.

Son válidos los días malos

Permítete descansar, no todos los días pueden ser buenos; todo está en cómo los encares tú, que actitud tomaras. Si un día estás agotada es preferible que se tomen un respiro a estar de mal humor o hacer tus tareas sin ganas, las cosas así no funcionan.

Recuerda tomarte tiempo para ti y no digas que no tienes tiempo; tu bienestar es primero, si no estás bien contigo misma, no podrás estar bien con nadie.

Tus días como mamá homeschooler pueden ser maravillosos

Todo es cuestión de cómo quieres vivir en tu día a día, tener una buena actitud será primordial para tu éxito.

Tener en mente las razones que te llevaron a educar en casa, te ayudarán siempre a mantenerte motivada. Recuerda no dejarte en último lugar.

Educar en casa puede ser una gran experiencia, todo depende de ti, una buena organización; comunicación efectiva con tus hijos y pareja; sentirte bien contigo misma, tener un plan bien definido, serán clave en esta maravillosa forma de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *