¿El homeschooling me favorece a mí como mujer?

el homeschooling me favorece a mí como mujer

¿El homeschooling me favorece a mí como mujer? Esta pregunta me la hizo una mamá hace unos días en mi comunidad de Facebook y de entrada me quede muy pensativa, porque ha sido de las preguntas más difíciles que hasta este momento me han hecho y es que dar una respuesta objetiva me es complicado, ya que para mí la respuesta sería subjetiva.

Considero que cada una de las mamás que educamos sin escuela, hablaremos desde nuestra experiencia; sin embargo, espero que mi respuesta pueda ayudarte y que quede claro que yo no tengo la verdad absoluta, hablo desde cómo lo he vivido.

Si tú apenas estás considerando la opción de educar en casa te recomiendo, que si lo que más te preocupa es que ya no tendrás tiempo para ti consideres lo siguiente:

Tus razones para educar en casa son fundamentales

Si tu razón para educar en casa es la pandemia o algo similar, lo más probable es que tu deseo se vaya junto con esta situación y no me mal intérpretes, no digo que expongas a tus hijos, simplemente te digo que si tú quieres hacer escuela en casa, puedes encontrar opciones para que no tengas que sacarlos de la escuela.

Educar sin escuela, va más allá de una situación particular, debes tener motivos suficientemente fuertes para hacerlo, ya que requiere de un compromiso total de tu parte. Es una inversión considerable de tiempo y energía que trae recompensas de por vida.

Debe gustarte estar con tus hijos

Sabes que para educar sin escuela requiere estar presente para tus hijos y es un trabajo de 24 horas todos los días y esto para algunas personas es impensable y para otras es una de las experiencia más increíbles de la vida. Todo depende del enfoque que le des y tus para qué lo estás haciendo.

La educación en casa y la crianza consciente van de la mano, definitivamente no puede haber la una sin la otra desde mi punto de vista y esto a su vez trae un crecimiento impresionante en ti como madre, y claro, esto no es para todo el mundo y no lo digo que si no lo haces no ames a tus hijos, tus hijos pueden estar escolarizados y recibir lo mejor de ti. A lo que voy es que no tienes que educarlos en casa, si no sientes dentro de ti un deseo grande, pero sobre todo fuerte.

Debes tener claro hacia a dónde vas con esta decisión

Tener una visión como familia homeschooler es necesario, el saber qué es lo que quieres lograr con este proyecto de vida, sin duda te dará la sabiduría para hacerlo bien y para saber que esta decisión definitivamente es un aprendizaje para todos.

Todos los días aprenderás con tus hijos y no me refiero a temas académicos, si no cosas realmente útiles para la vida, porque definitivamente no podemos dar lo que no tenemos, así que si deseas darle lo mejor a tus hijos deberás empezar por ti.

El homeschooling no te quita vida

La educación sin escuela no te resta tiempo, las mamás que educamos en casa tenemos las mismas 24 horas que tú, la diferencia desde mi punto de vista en como lo administramos.

De acuerdo a mi experiencia, estos años siendo mamá me han enseñado a administrar mi tiempo, a deshacerme de la excusas, dejar de lado a los ladrones de energía y a aprender a decir no y te puedes preguntar y qué tiene que ver el decir no, pues mucho, cuando dices que si a todo evidentemente te saturas, terminas haciendo cosas que no habías considerado, ayudas a los demás y terminas dejándote en último lugar.

Si aprendes a organizarte créeme que no tendrás por qué batallar.

La educación en casa puede ser un verdadero proceso de transformación, todo depende de tu enfoque

De acuerdo a lo que te he contado ha a lo largo de este artículo puedo decirte que al menos a mí el homeschooling me ha favorecido a mí como mujer y como persona; en realidad, no solo la educación sin escuela, si no la maternidad en sí. Desde que soy madre he aprendido y crecido muchísimo y aunque sigo trabajando mucho en mí para ser la madre que mi hija necesita, sé que cada día es una nueva oportunidad para hacerlo mejor.

No soy perfecta, tengo también mis defectos; pero sabes que es lo que hace mantenerme firme y con gran convicción en las decisiones que he tomado en estos años, específicamente hablando de la educación en casa… mis motivos. El ver el tipo de hija que estoy formando y la persona que es y que será en un futuro.

El haber elegido esta forma distinta de vivir y educar me hace cada día aprender junto a mi hija, he abierto mi mente; tengo mejores hábitos; estoy siendo mejor persona; la maternidad, el homeschooling, la crianza consciente y emprender son un proceso de transformación inmenso e intenso, que si los elegiste por las razones correctas los disfrutaras a pesar de las adversidades; pero que si los elegiste por las razones equivocada los terminarás abandonando.

Yo no te puedo decir si esta forma de vivir de favorecer a ti como mujer, esa respuesta solo la puedes tener tú. Te puedo contar mi experiencia y tal vez eso te haga reflexionar; sin embargo, la respuesta la tienes dentro de ti, sé sincera y toma decisiones conscientes y de corazón, no por moda, miedo o simple comodidad, porque con estás ultimas las cosas no funcionan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *