Primeros días de escuela ¿sueño o pesadilla para los niños?

periodo de adaptación escolar

Hace unos días empezaron las clases y para muchos niños pequeños, fue su primer día de escuela o guardería y estos primeros días no han sido nada fáciles, pues no logran adaptarse; lloran mucho y para los padres se ha vuelto realmente difícil este proceso; pues se les parte el corazón tener que dejarlo así, haciendo del tema de la adaptación escolar una de las etapas más complicadas en el tema de la paternidad.

Ojalá las escuelas permitieran que los padres pudieran quedarse con los niños hasta que tomen confianza y se tranquilicen; pero en las mayorías de los colegios esto no sucede; así que lo que hacen los padres, es dejar que el niño llore hasta que se acostumbre.

Hace unos días una mamá, me comentó que estaba muy preocupada porque su pequeño de 3 años la está pasando muy mal, como te comentaba en el artículo anterior desde mi punto de vista un niño de 3 años aún no está listo para el colegio; sin embargo respeto a los padres que deciden ingresarlos a corta edad; cabe mencionar que no solo los niños de guardería o preescolar pueden llorar, tu hijo puede llorar en cualquier etapa escolar; incluso puedes llegar a notar cierto retraso en él, en cosas que ya hacia por él mismo; por ejemplo en el control de esfínteres, dormir de corrido, alimentación, etc,  y todo esto debido a su proceso de adaptación escolar.

Sé que como madres puede llegar a ser realmente desgarrador, tener que dejar a nuestros hijos llorando y para ello te doy algunas sugerencias que espero puedan ayudarte en este proceso.

Razones por las que el niño llora en sus primeros días de clases

Los pequeños pueden llorar por muchas razones, entre las principales se encuentran:

  • Se siente inseguro.
  • Tiene baja autoestima.
  • Mucho apego con sus padres, por lo que le puede dar miedo a quedarse sin ellos.
  • Dificultades de aprendizaje.
  • Problemas para relacionarse con otros niños.
  • Problemas en casa, por ejemplo: violencia, padres divorciados, cambio de escuela, etc

¿Cómo podemos favorecer la adaptación escolar?

Antes de ingresar a tu hijo a la escuela; deberías empezar a preparar a tu hijo, hablándole sobre el colegio, también hay lugares en donde los preparan, hay cursos o talleres en donde preparan tanto a padres como a los niños; puedes también trabajaren fomentar su autonomía; dile que tu siempre vas a estar con él y que puede confiaren ti; hazlo sentir querido, comprendido y seguro.

Puedes contarle cuentos, historias, acordes al proceso de  adaptación escolar y si nada de esto funciona, evalúa si tienes que acudir con un especialista para que pueda ayudarte.

Respeta a tu hijo

Algunos padres en medio de su frustración, tristeza, enojo… que le genera el que su hijo llore porque no quiere quedarse en el colegio; pueden llegar a gritarle, humillarle o incluso hasta maltratarlo físicamente. Para mi estoy es realmente doloroso, no puedo llegar a comprender que por un motivo escolar llegues a tratar mal a tu hijo, para mí no es válido.

Yo te recomiendo que trates de que tu hijo se calme, habla con él, explícale que puede ser divertido quedarse en la escuela; háblale de las ventajas, pero no digas mentiras, ni utilices chantajes.

Habla y escucha a tu hijo

Con amor, tranquilidad y estando dispuesta a escuchar pregúntale a tu hijo los motivos por los que no quiere ir a la escuela, ¿por qué se asusta o le preocupa por quedarse ahí? Podemos pensar que las razones que nos pueden dar los niños pequeños no son válidas; pero te aseguro que si lo haces desde el amor puedes llegar a obtener información muy importante, si te dispones a escuchar a tu hijo y a dialogar.

Dile que entiendes lo que esta sintiendo, ponle nombre a su emoción, hazle saber a tu hijo que tu lo entiendes, que no estás molesta con él y que no lo estás abandonando. En verdad te sugiero que hables con él aunque sea pequeño.

Conecta con tu pequeño

Es normal que tu hijo pueda llorar en sus primeros días de escuela; recuerda que hasta este momento tu hijo ha estado a tu lado día y noche; él no alcanza a comprender por qué se tiene que quedar en ese lugar sin ti, si antes siempre estabas tú ahí. Es un proceso que cada niño lo vive de manera distinta; hay niños que desde el primer momento entran felices al colegio; pero para otros es difícil y si tu hijo es de estos segundos, no quiere decir que algo este mal en él, no lo compares con otros niños.

Conecta con sus sentimientos, no pienses que es un capricho porque para él es verdaderamente importante lo que le está pasando. Trata de ponerte en su lugar, trata de pensar y sobre todo sentir lo que está experimentando en ese momento. El llanto es la forma en la que tu hijo está expresando lo que está sintiendo, así que por favor no lo juzguez.

Piensa si emocionalmente se encuentra listo para ser escolarizado

La mamá que se acercó a mi me dijo que ni modo; que su hijo se tiene que acostumbrar y que es un proceso por el que tenemos que pasar todos, yo le dije que no estaba del todo de acuerdo con ella; porque si su hijo llora tanto, es porque probablemente aún no se encuentre listo emocionalmente para ir al colegio, que piense si en verdad es un buen momento , ya que apenas tiene 3 años, que era solo una recomendación, pero que si su hijo la está pasando tan mal para mí no es más importante la escuela que el bienestar de mi hija.

Hay madres que dicen: se tiene que acostumbrar; es cuestión de tiempo; déjalo llorar, ya se le pasará, etc y yo no sé hasta qué punto esto es verdad, y lo digo como mamá. Yo no soy terapeuta, pero he aprendido a escuchar y entender a mi hija y sé que si la llevara a la escuela y ella no quisiera quedarse seria por una razón importante y en ese momento me replantaría si en verdad ella se encuentra lista o necesita más tiempo, y no quiero decir que esto es lo correcto, solo es mi forma de pensar 🙂

Una decisión importante que debe tomarse en familia

Yo no te puedo decir que hacer; nadie mejor que tú conoce a tus hijos, si tu hijo es pequeño y no quiere ir  a escuela o a la guardería, piensa por qué es necesario ingresarlo justo a esta edad.

Si tu hijo acaba de ingresar a la primaria y también llora, habla con él, a esa edad te entiende más y su lenguaje es mejor así que puede explicarte sus razones, acompáñalo en esos momentos y por favor compréndelo, si tu hijo es más grande y no quiere ir a la escuela evalúa todas las posibles razones porque puede estar pasando por algún tipo de violencia.

No olvides compartir con tu pareja lo que está sucediendo y en familia piensen qué es lo que sería lo mejor para que el proceso de su hijo sea menos complicado; si este proceso es respetuoso ten por seguro que será más sencillo; como padres deben ser objetivos,  comprensivos y de preferencia no deberíamos utilizar la técnica de premios y castigos para lograr que los niños quieran quedarse en el colegio.

Recomendaciones finales

Recuerda también, no comparar a tu hijo con sus hermanos o con otros niños, y toma en cuenta que tampoco es una competencia, así que no te preocupes por lo que piensan otras personas; céntrate en tu hijo y en sus necesidades.

Considera que si tú le muestras preocupación a tu hijo por cómo será su adaptación escolar, se la podrías transmitir a él, así que debes estar tranquila, con energía positiva y sobre todo confía en tu niño.

Sé que como mamá puedes llegar a sentirte muy frustrada, pero recuerda que es una etapa más; así como cuando: aprendió a caminar; dejo el biberón; pidió dormir en su recamara; empezó a comer; dejo el pañal; aprendió a hablar; etc. Cada una de las etapas que vive tu hijo pasaran y el día de mañana te dejara recuerdos y experiencias, tu hijo crecerá y todo esto será parte de tu maternidad. En vez de sufrirlo piensa que esto no será permanente.

Paciencia y amor serán claves en este proceso de adaptación escolar. iÁnimo!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *