iMamá! Por favor ya no quiero ir a la escuela

mi hijo no quiere ir a la escuela

iMamá por favor ya no quiero ir a la escuela! es el mensaje de súplica que una niña de 8 años le hacía a su mamá en una carta, acompañada de un dibujo con una carita triste; cuando esta mamá se lo cuenta a personas cercanas, le dicen: “debe ser un capricho de la niña”, “ya se le pasará”… afortunadamente ella no los escucho y escucho a su hija; hablo con la niña y ella le dijo que sufría de acoso escolar (bullying) por parte de su maestra y compañeros.

Ella inmediatamente fue a hablar con la  Directora y todos en la escuela negaron las palabras de la niña; esta madre decide sacar a su hija de ese colegio y aun sin saber que es lo que haría, encuentra en internet una opción llamada ”homeschooling” empieza a investigar más del tema y siente un respiro al llegar a educaciónencasa.net (palabras de aquella mamá).

No duda en escribirme y yo la felicite por lo que hizo, y no hablo de la decisión de educar en casa, sino por haber escuchado a su hija; era evidente que la niña estaba sufriendo mucho; lo primero que le recomendé fue que se olvidará de escuelas y que en ese momento no se enfocará en el homeschooling, que mejor se ocupará de llevar a su hija con un especialista y que su prioridad fuera que ella estuviera bien; en el momento en que la niña se recupere podrá pensar con calma si efectivamente desea educar en casa o si buscará otra escuela.

A continuación te doy una serie de recomendaciones por si te encuentras o llegaras a encontrarte en la situación de: “Mi hijo no quiere ir a la escuela”.

Escucha a tu hijo

No veas la petición de tu hijo de no ir a la escuela como un capricho, busca el momento oportuno y escúchale atenta, no lo regañes, no lo obligues a ir, no lo ignores; en verdad puede estar pasando algo grave.

Confía en él y brindale confianza

No debes pensar que te está mintiendo; brindale apertura, dale toda tu confianza, haz de ese momento algo intimo, algo entre ustedes, sé empática, haz que se sienta tranquilo, amado y protegido.

Descubre el motivo por el cual tu hijo no quiere ir a la escuela

Las razones no siempre tienen que ver precisamente con acoso escolar; puede ser que se sienta presionado por alguna materia que se le está dificultando; simplemente no le interesa; se aburre; se cansa, etc, De ninguna manera lo juzgues o pienses que sus razones son ridículas, absurdas o algo por el estilo y mucho menos se lo digas.

Busca soluciones

Cuando sepas que es exactamente lo que le pasa a tu hijo, busquen soluciones juntos; si es cansancio busquen dormir más temprano; si el problema es que se le dificulta estar mucho tiempo sentado, habla con su maestra para que cada cierto tiempo le de oportunidad de levantarse y estirarse; si tal vez se le esta dificultando mucho una materia busca como apoyarlo, etc.

Sin embargo; si lo que le esta pasando es que esta sufriendo de bullying, definitivamente no tienes nada que pensar y te lo digo como mamá; no podría soportar ver a mi hija sufriendo porque la están tratando mal, deja de llevarlo a esa escuela. No hay nada más importante que el bienestar de nuestros hijos, y sinceramente cuando ha sufrido de mal trato escolar, aun y cuando vayas a hablar con maestras, director,  padres de familia, etc, sinceramente lo que yo te recomendaría es ya no enviarlo a esa escuela; para mí lo mejor seria empezar de cero.

Debes estar atenta a las señales

No todos los niños tienen la confianza de decir que no quieren ir a la escuela; por lo tanto nosotras como madres debemos estar atentas a nuestros hijos, su comportamiento, si es un niño feliz o no, debes evaluar si le emociona ir a la escuela o por el contrario le está generando malestar aunque no lo externe.

No debes ver el homeschooling como la salida fácil

Si por alguna razón decides sacar de la escuela a tu hijo y por casualidad conociste el homeschooling; te recomiendo que no lo veas como una salida a tus problemas escolares; es verdad que es una opción alternativa de educación, sin embargo; como te he comentado en otras ocasiones únicamente es para aquellos padres que en verdad desean comprometerse con esto.

Educar en casa es una decisión que no puede tomarse a la ligera; ni como la salida más fácil a tu decisión de sacar de un colegio a tu hijo. Primero analiza si estas dispuesta a hacer esa inversión de tiempo y a todo lo que conlleva educar en el hogar; si no es así no pasa nada, existen otras alternativas.

Si tu hijo esta sufriendo en la escuela malos tratos; yo te diría; “sácalo de la escuela y enfócate en su recuperación”; llévalo con un especialista y cuando tu hijo este listo para un cambio de colegio, busca opciones de escuela; si por el contrario, tu hijo no quiere regresar por un tiempo a la escuela, respétalo; en verdad un año o el tiempo que sea necesario sin escolarización no le afectará, todo lo contrario el recuperará la alegría que perdió y que mejor regalo para ti como madre.

Si durante este tiempo decides que lo que quieres es adoptar la educación en casa como alternativa de aprendizaje también es perfecto, siempre y cuando sea una decisión bien pensada.

No hay nada mas importante que la salud física y mental de nuestros hijos; a algunos padres les preocupa mas que sus hijos pierdan años escolares a que estén bien; si ese es tu caso permiteme decirte algo: ” Nosotras como madres, tenemos un compromiso de amor y lealtad con nuestros hijos, no con el sistema escolarizado”.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *