¿Por qué considero que los niños de 3 años aún no están listos para iniciar la etapa preescolar?

¿un niño de 3 años está listo para iniciar la etapa preescolar?

En México las clases inician la última semana de Agosto; y no puedo dejar de pensar que este lunes  mi hija pudo haber iniciado su etapa preescolar y simplemente no lo puedo imaginar. Un niño de 3 años; que es la edad que tiene mi hija desde mi punto de vista aun no esta listo para iniciar la escolarización.

En México todavía no es obligatorio que los niños vayan de tres años al preescolar; pero al menos si debe hacerlo durante dos años. Sin embargo; muchos padres, deciden ingresar a sus hijos a la escuela desde los tres años y  a mí la verdad es que me cuesta mucho trabajo pensar que mi hija fuera a la escuela así de pequeña.

A continuación de cuento por qué considero que un niño de 3 años aun no está listo para iniciar su etapa preescolar; es importante mencionar que lo hago de a cuerdo a lo que veo en mi hija; que no precisamente debe coincidir con las características de tu hijo. Simplemente esto me hace reafirmar mis motivos para educar sin escuela.

Levantarla temprano

Definitivamente; no concibo la idea de tener que levantar a mi hija todos los días temprano para llevarla a la escuela. Lo que me parece más natural y sano es dejarla dormir lo que su cuerpo le pide; no tengo por qué alterar su sueño. Para todos el sueño es vital, imagínate lo que significa para un niño que está en pleno desarrollo, no solo físico, si no también mental.

Estarla forzando a despertar a determinada hora; y además de eso estresarla, porque se nos hace tarde para llegar, definitivamente no me parece una buena opción.

Así que mientras otros padres están levantando a sus hijos; yo disfruto verla dormir y despertar tranquilamente y de buen humor.

Desayunar a prisa y sin hambre

Después de levantarla; cambiarla; peinarla; debería desayunar, y si ella no quiere desayunar a esa hora, por qué tendría que obligarla a hacerlo y además de todo rápido; ella está acostumbrada a tomarse su tiempo para comer, o peor aún, llevarla al colegio sin desayunar.

Como le explico que debe comer cuando le den receso, no cuando a ella le de hambre; porque en los salones de clases no se debe comer. Son reglas desde mi punto de vista difíciles de entender y acatar, al menos no para una niña de 3 años.

Control de esfínteres

Para que los niños sean admitidos en el preescolar; uno de los requisitos es que ya vayan al baño solos y es por eso que muchas mamás apresuran a sus hijos en este proceso; lo cual causa mucha frustración tanto en las madres como en los pequeños, porque no todos los niños están listos mental, física y emocionalmente para dicho proceso.

He visto a muchos niños pasarla muy mal cuando se les quita el pañal; yo soy de la idea que debemos respetar los tiempos de nuestros hijos, al menos yo así lo veo con mi hija. Mi pareja y yo hemos respetado sus momentos y así es como ella por si misma empezó a caminar sola; comer sólidos en vez de papillas; dejar el biberón; etc, para nada de esas cosas la hemos forzado, pienso que lo mismo pasara con el pañal.

Yo simplemente no me imagino estar regañando y presionando a mi hija porque debe dejar de usar pañal y menos por una razón escolar; pero esa es mi forma de pensar, totalmente respetables todas las ideas.

Hace poco una mamá, me comentó una situación que vivió en el kinder; que se me hizo realmente cruel por parte de una maestra de preescolar. A un pequeño de 4 años le gano la popo en el salón de clases; llamaron a la madre para que fuera a cambiarlo y a recogerlo y se encontró que el pequeño estaba solo encerrado en el baño; el niño lloraba desconsolado y era de esperarse al niño lo hicieron sentir avergonzado. Durante muchos días el niño dejo de hacer popo pensando que era algo malo; sus padres tuvieron que llevaron al medico porque el niño se estaba aguantando las ganas; ¿crees que un niño merece vivir esa situación? ¿en dónde queda la empatía que supuestamente deben tener las educadoras?.

Comunicación y lenguaje

Mi hija con sus tres años de edad habla mucho; cada vez utiliza frases más completas para comunicarse; sin embargo, todavía no lo hace de manera clara, yo le entiendo, pero estoy segura que una profesora no le entenderá y quizá otros niños tampoco; entonces al imaginarme a la educadora diciéndole a mi hija vete a sentar, o dándole por su lado me pesa un poco; porque yo siempre le hago caso y me pongo a conversar con ella; sé que para mi hija es importante lo que me dice y me resulta difícil percibir su sensación al ver que no le hacen caso o que no la entienden.

Hay comentarios de muchas madres que dicen que el lenguaje de los hijos mejora cuando entran a la escuela; cosa que no dudo, tampoco lo puedo asegurar; pero la verdad es que mi pareja y yo no tenemos prisa en que hable de manera clara; nosotros estamos muy contentos con sus avances y ver como se está desenvolviendo, desde mi punto de vista va muy bien.

Lo que si he visto de cerca; es que los niños en etapa preescolar al sentirse no entendidos por no hablar de manera clara en el kínder, la pasan muy mal, pues afecta su autoestima.

¿Cómo le explico a una niña de 3 años para qué sirve la escuela?

Siempre he dicho, que hablemos con nuestros hijos aunque pensemos que no nos entienden; pero me gustaría saber cómo de repente le dices a una pequeña de tres años que ya es momento de ir al colegio; ellos necesitan dormir bien; estar con sus padres; JUGAR; desenvolverse, pero en un ambiente libre; no experimentar estrés…

He visto a una gran cantidad de niños llorar porque no quieren quedarse en la escuela; y en vez de entenderlos y respetar su tiempo y proceso; lo que hacen las madres y no digo que lo hagan con maldad es obligarlos a quedarse; hasta se molestan con ellos y en vez de ser empáticas con esa expresión de emociones y sentimientos de los niños, las madres se vuelven indiferentes, como si no les importará que sus hijos se queden llorando. Lo toman como que es lo que se debe hacer, y que ya se acosttumbrará pero ¿por qué no entienden que si un niño se queda llorando, es porque aun no esta preparado para desprenderse de sus papás?

Seguramente me mandarían llamar del preescolar por estas razones

Cuando me pongo a analizar como seria la vida de mi hija en el kinder; no puedo dejar de pensar en que yo sería una de las mamás a las que los maestros constantemente mandarían llamar, por estas razones:

  • Mi hija no aguanta pasar mucho tiempo de estar sentada; es obvio que se estará levantando constantemente.
  • Está acostumbrada a tomar la iniciativa para las actividades que quiere hacer; no lo que le digan que debe hacer.
  • Es muy platicadora; sería complicado, tener que pasar tantas horas dentro de un aula en silencio para ella.
  • Ella hasta este momento ha aprendido jugando; no delante de un pizarrón.

Una decisión libre y muy personal

Esto que te comparto es mi experiencia y razones muy personales, con las que no precisamente tienes por qué estar de acuerdo.

El hecho de envía a tu hijo o no a la escuela; es una decisión libre y personal, al igual que lo es, enviarlo a los 3 años o después. Como padres elegimos lo que consideramos mejor para nuestros hijos.

Justo esta misma semana, una persona nos dijo a mi pareja y a mí que debemos empezar a levantar temprano a nuestra hija; para que cuando entre a la escuela no le cueste trabajo adaptarse a madrugar; que “debemos empezar a prepararla para la vida”, esas fueron textualmente sus palabras. Nosotros solo respondimos que gracias por su recomendación, pero que tenemos una percepción diferente y así terminamos la conversación, porque si no es entraríamos en dilemas que muchas veces no llevan a ninguna parte. Lo que se me hace increíble; es que esa persona piensa que levantar temprano a tus hijos, es prepararlos para la vida.

El hecho de que mi hija no vaya al preescolar, no quiere decir que es una niña solitaria; ella esta conmigo, jugamos, conversamos, tiene toda mi atención. El hecho de que ella este en casa; no quiere decir que se la pasa viendo televisión o sin hacer nada, la niña tiene sus actividades. Para algunas personas resulta muy fácil juzgar, sin darse tiempo de indagar; pero bueno, ellos solo hablan desde lo que conocen y solo nos queda avanzar acorde a nuestros valores y convicciones.

Para terminar, te dejo con una frase de Francesco Tonucci: “Los niños aprenden mucho más jugando que estudiando; haciendo que mirando. El juego que hacen solos, sin el control de los adultos, es la forma cultural más alta que toca un niño. Los niños que han podido jugar bien y durante mucho tiempo, serán adultos mejores”.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *