¿Por qué para mí el homeschooling y la crianza consciente van de la mano?

el homeschooling y la crianza consciente

El homeschooling y la crianza consciente desde mi punto de vista van de la mano, porque simple y sencillamente no es posible educar en casa si no lo haces desde el amor y el respeto. Uno de los objetivos principales que tenemos la mayoría de las madres homeschoolers es que nuestros hijos aprendan cosas útiles y necesarias para la vida y para poder conseguir esto debemos dar un acompañamiento desde el amor y de manera respetuosa.

En los últimos tiempos, he visto muchas burlas hacia los padres que hemos decidido apostar por una crianza con apego. Las creencias de aquellas personas es que antes se educaba a base de golpes y los niños y jóvenes eran menos caprichosos, idea que evidentemente no comparto. Si esas maneras de criar y educar hubieran sido mejores, hoy tendríamos una mejor sociedad y también personas más felices.

Además no estaríamos repitiendo patrones de crianza que no funcionan, que solamente hacen que esto vaya de generación en generación, dejando personas con muchas heridas internas, que por obvias razones no pueden dar lo mejor de si en sus vidas.

No podemos cambiar las creencias de personas que hablan desde el desconocimiento, sería incluso desgastante. Las madres que queremos una crianza consciente y además educamos en casa; sabemos que es un gran acto de amor y en pro de mejorar la vida de nuestros hijos y de nuestras futuras generaciones.

Sin crianza consciente no puede haber homeschooling exitoso

Como ya lo hemos platicado en otras ocasiones, el homeschooling es un estilo de vida y este no puede ser exitoso si no se hace con amor, respeto, paciencia y sobre todo enfocado en el tipo de hijo que tenemos; respetando sus necesidades y pensando siempre en su bienestar físico, emocional, mental y espiritual.

Educar en casa, saca lo mejor de nosotras como madres y también lo mejor de nuestros hijos y ni que decir de la convivencia familiar; crea un ambiente armonioso, de paz y amor entre todos los miembros de la familia.

No solo es una cuestión de paciencia, sino tener la capacidad de entender la necesidad de nuestros hijos y acompañarlos en todo momento hablando de aprendizaje, pero también de gestión emocional.

Decisiones que sacan los mejor de nosotras

Para llegar a ser la madre que nuestros hijos necesitan y además sentirnos orgullosas de ser mamás homeschoolers debemos ser nuestra mejor versión; muchas de las veces será necesario sanar algunas cuestiones internas que nos están haciendo daño y tener siempre en mente que si queremos hijos emocionalmente sanos primeros debemos sanarnos a nosotras mismas.

Si tenemos la capacidad de hacer esto, podemos sentirnos seguras de que nos irá muy bien con el estilo de vida que hemos decido llevar.

El homeschooling una decisión de vida tomada desde el corazón

En el momento que decidimos educar en casa y lo hacemos por las razones correctas, quizá no nos estamos dando cuenta pero en ese momento también estamos decidiendo criar desde el apego y de manera consciente.

Para educar sin escuela es necesario hacerlo desde el amor y el respeto, si hay malos tratos y gritos debemos detenernos y evaluar qué es lo que está pasando, qué es lo que nos está haciendo falta.

Pero si en tu hogar ronda un ambiente armonioso, lleno de amor y respeto entonces puedes estar segura que estás haciendo las cosas bien y quizá ni siquiera te habías percatado que ahora eres una madre que además de ser homeschooler, eres consciente y con esto sin duda puede estar segura que estás criando hijos felices y exitosos; donde sabes que la voz de tu hijo es válida, escuchada y tomada en cuenta.

Que mejor legado de amor quieres dejarle al mundo que unos hijos felices, que al igual que tú aprendan a dar lo mejor de ellos y sobre todo iniciando una nueva cadena de amor familiar y rompiendo patrones heredados, mejorando cada día en familia, apostando por una crianza consciente y además educando en casa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *