¿Cómo afecta el maltrato verbal a nuestros hijos?

maltrato verbal a los niños

Hay madres que piensan que gritar o maltratar verbalmente a los niños, no duele tanto como los golpes; sin embargo debemos recordar que las palabras tienen poderes. Si eres de las mamás que utilizan los gritos, palabras hirientes, groserías, amenazas, etc, pensando que con eso estas disciplinando a tu hijo, déjame decirte que lo que estás haciendo, no es educar si no maltratar y dañar gravemente su autoestima.

Por lo general cuando hablamos o escuchamos hablar de maltrato infantil, pensamos que solo se refiere a golpes y para muchas personas el maltrato verbal no es mal visto y sin embargo es increíble la cantidad de secuelas que esto puede dejar en nuestros hijos.

De acuerdo a la National Child Traumatic Stress Network, el maltrato psicológico es la forma más frecuente de violencia.

Como mamá considero, que no tenemos derecho de herir a nuestros hijos de ninguna manera, es contradictorio que tratemos mal a las personas más importantes de nuestras vidas.

Consecuencias del maltrato verbal a los niños

El maltrato verbal a los niños causa problemas graves; tales como:

  • Aislamiento.
  • Problemas escolares.
  • Se hacen pipi en la cama.
  • Se vuelven vulnerables.
  • Agresividad.
  • Pierdes autoridad ante ellos; porque puede ser que te hagan caso, pero lo harán por miedo y no por respeto o porque sea lo correcto.
  • Rompes la confianza y los lazos entre madre e hijo.
  • Crecerán pensando que herir a otros es lo normal.
  • Les generas miedo e inseguridad.
  • Tienen una baja autoestima.
  • Problemas de salud mental.
  • Depresión.
  • Adicciones.
  • Influencia perjudicial en el desarrollo psicosocial.
  • Problemas de estabilidad emocional.
  • Problemas de atención y de memoria.
  • Dificultades para el lenguaje.

Ejemplos de frases de maltrato verbal

  • Eres un tonto.
  • Estoy harta de ti.
  • Vas a ver cuando lleguemos a la casa.
  • Eres igual a tu padre/madre de…
  • Parece que no piensas.
  • No sirves para nada.
  • No sé para qué te tuve.
  • Ojalá fueras como tu hermano.
  • Eres odioso, feo, mal educado, grosero…
  • Ya no te quiero.
  • Te voy a regalar/vender.
  • Cállate.
  • Vete de aquí.
  • No te soporto.
  • No llamarlo por su nombre, sino con un calificativo hiriente.

¿Por qué el maltrato verbal deja tantas secuelas en un niño?

Sé que puede parecer obvia la respuesta; sin embargo, para los padres que piensan que las palabras no dañarán a sus hijos, no resulta tan “obvio”.

Todo lo que les decimos a nuestros hijos ellos se lo creen, porque tú eres la persona que se supone más lo ama. Durante la primera infancia nuestros hijos no ven nuestros defectos, para ellos somos sus salvadores o super héroes; así que cada palabra que tú le dices el la toma como verdad y con ella crecerá.

La infancia es la etapa en que se consolidan las bases de la personalidad en la adolescencia y la vida adulta. Desde que nace y hasta los seis años, el niño es muy receptivo al conocimiento y absorbe todo tipo de aprendizajes a través de la observación del entorno en que vive.

Si un niño tiene una primera infancia feliz, lo más probable es que sea un adulto feliz también, ya que en la primera infancia es donde se forjan las raíces del autoestima y del amor propio. Un niño que vive una infancia rodeada de malos tratos, arrastrará todo lo vivido a su vida adulta y será personas con grandes problemas sociales y mentales, tendrá muchas carencias afectivas y miedos.

Por ello la importancia de dar amor y presencia a nuestros hijos, de esta forma el niño tendrá las herramientas necesarias para ser una persona emocionalmente sana.

¿Cómo podemos evitar maltratar a nuestros hijos?

Esto que te comparto es de acuerdo en mi experiencia. No podemos dar lo que no tuvimos, si tu tuviste una infancia complicada por la razón que sea, lo primero que debes hacer es reconocerlo y a partir de ahí, sabrás que hay cosas en ti que debes mejorar y puedes hacerlo de distintas maneras desde acudir con un profesional, hasta hacerlo por tu cuenta; si queremos hijos emocionalmente sanos primero debemos sanarnos a nosotras.

Debes también mantenerte saludable; dormir bien, alimentarte sanamente, hacer ejercicio; de esa manera evitaras estar irritable, padecer síndrome de burnout, etc

Un paso importante es querer mejorar, ser esa madre que tu hijo necesita, conectar con él y muchas veces cortar tu cadena transgeneracional; puede llegar a ser un proceso largo, pero créeme que puede llegar a disfrutarse mucho. El autoconocimiento, el desarrollo personal y la maternidad definitivamente van de la mano.

Empieza a ser consciente de tu comportamiento, en qué condiciones pierdes los estribos y qué es lo que desencadena tu enojo; trabaja la paciencia. Un primer paso puede ser retirarte de la escena que te hizo estallar, antes de gritar o lastimar.

En este artículo hablamos solo del maltrato verbal, pero es bien sabido que el maltrato físico deja también graves secuelas, que van de la mano con las que mencionamos; imagínate lo que causas si además de maltratar verbalmente también lo haces físicamente.

Eduquemos con amor a esos seres que son un regalo de la vida; seguramente al igual que yo tú también deseas que tu hijo sea una persona feliz en todas sus etapas y facetas; gran responsabilidad ¿verdad? Pero sé que podemos hacerlo y podemos hacerlo muy bien.

 

2 comentarios en “¿Cómo afecta el maltrato verbal a nuestros hijos?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *