El rol de papá en la familia moderna

el rol de papá en la familia moderna

En estos tiempos cada vez es más común ver involucrados a los hombres en el cuidado de los hijos y en las labores del hogar; el rol del papá en la familia moderna es muy diferente al de nuestros abuelos e incluso nuestros padres.

Debemos dejar atrás los estereotipos sociales en donde lo rosa es de mujeres y lo azul de hombres; o que las mujeres son las que deben cuidar a los hijos y limpiar la casa; o que los hombres son los deben trabajar y llevar el sustento a casa. Esas creencias ya no funcionan en la sociedad actual; si queremos romper estos paradigmas sociales debemos empezar por cambiar nuestra mentalidad.

Un estudio realizado por el Centro de Ciencias del Cerebro de Gonda de la universidad de Bar llan; indicó que si un hombre ejerce un papel primario en el cuidado de su hijo, experimental el mismo cambio neuronal que una mujer.

Desde mi punto de vista no es cuestión de genero; al decidir formar una familia, tanto el hombre como la mujer son responsables de la crianza y educación de sus hijos. El trabajo en equipo se vuelve fundamental y ambos padres pueden hacer igual de bien las actividades de la casa y cuidar a sus hijos.

Un estudio realizado por el Pew Research Center a padres modernos; indicó que en promedio el 46% de los padres en Estados Unidos afirmó pasar más tiempo con sus hijos de lo que sus padres pasaron con ellos. Incluso que hay papás que han decidido trabajar desde casa y se encargan de la crianza.

A continuación te mencionare algunas características que he observado en los papás modernos que considero importante destacar:

Quiere ser parte de la crianza y educación de sus hijos

Para mi es muy bonito e inspirador ver como cada vez hay más hombres al cuidado de sus hijos; hoy en día ya no es extraño ver a los hombres cambiando pañales; preparando un biberón o cocinando.

A los papás modernos les interesan temas del cuidado de los hijos; de sus emociones; de su educación y eso como sociedad siento que beneficia mucho; porque si bien es verdad que por cuestiones de trabajo los padres pueden pasar mucho tiempo fuera de casa, es cierto que en estos tiempos algunos padres procuran pasar mas tiempo de calidad con sus hijos.

Ya no es el único sostén de la familia

En estos tiempos es muy común encontrar a parejas en donde ambos trabajan, por lo que los dos aportan a las finanzas de la familia, así que el hombre ya no es el único sostén; comparten responsabilidades y económicamente se complementan por el beneficio de su familia.

Participa en las tareas del hogar

Las parejas actuales han dejado de asumir como obligación que las actividades del hogar son específicamente responsabilidad de la mujer; por lo que las tareas domesticas han pasado a formar parte de un trabajo en equipo.

Actualmente vemos a muchos hombres que no esperan que la mujer les sirva la comida o se la lleve a la cama. Es interesante ver a hombres apoyando a sus parejas en todo.

De acuerdo con un estudio del Pew Research Center  los hombres pasaron de dedicar 4 horas a la semana a las actividades del hogar y 2.5 al cuidado de los niños en 1965; a dedicar 10 horas a la semana al hogar y 7 horas a sus hijos en 2011.

Las decisiones de la pareja se toman entre los dos (papá y mamá)

Anteriormente las decisiones importantes para la familia eran tomadas por los hombres; las mujeres no tenían voz  y lo que decía “Papá” era lo que se hacia. Por fortuna eso ya no es así; ahora ahora las decisiones se toman en pareja, la mujer y el hombre dialogan y hacen acuerdos para el bienestar de la familia.

Hoy en día se vive un liderazgo compartido, ambos padres juegan un papel importante en el desarrollo y cuidado de la familia.

El hombre actual es pareja y también padre; y así como el papel de la madre moderna ha cambiado, el papel del padre también.

Papá no está ayudando a mamá a cuidar a su hijo, está ejerciendo su paternidad

En lo personal me resulta muy curioso cuando algunas personas me dicen: “Tu marido te ayuda mucho”; si bien es verdad que hacemos un gran equipo y nos apoyamos mutuamente;pero no entiendo porque ven que el me está ayudando a mí; como si no fuera parte de sus actividades y de su vida el estar con su hija y contribuir en las tareas de la casa.

No quiero parecer feminista porque no es así, esto no es cuestión de machismo ni feminismo; no es cuestión de género, es una forma de vida. Así como ambos decidimos que era el momento de tener un hijo; los dos somos responsables de la educación y crianza de nuestra hija.

Incluso algunas mujeres están acostumbradas a decir (yo también a veces) “mi esposo me ayuda mucho” como si nos estuvieran haciendo un favor; también hay hombres que dicen “yo ayudo a mi esposa a cuidar a mi hijo” y no es cuestión de ayuda; es parte de su paternidad.

No es que él me ayude a cuidar a la bebé, está ejerciendo su paternidad; porque el también quiere ser parte de la vida de su hija; compartir momentos y experiencias con ella; que su hija le tenga confianza; darle tiempo de calidad; jugar con ella; compartir vivencias; ser parte de su educación y sobre todo dar y recibir ese amor puro que solo se puede sentir y tener por un hijo; porque engendrar lo puede hacer cualquiera; pero no cualquiera es capaz de ser un buen padre 🙂

Es cierto que hay padres o madres que no quieren estar presentes en la crianza de sus hijos; y con ello se generan papás o mamás que pueden hacer muy buen trabajo solos; demostrando así que una buena paternidad no es cuestión de género, sino de personas.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *