¿Si no soy maestra no puedo educar a mis hijos en casa?

no soy maestra para poder educar en casa a mi hijo

Es muy común que cuando estamos considerando la opción de educar sin escuela nos pase por la mente: “No soy maestra para poder educar en casa a mi hijo”. Debo confesar que en su momento yo también lo pensé. Mi mente escolarizada hacia que dudará de mi capacidad de hacer un buen trabajo como mamá homeschooler.

Ahora que por cosas de la vida a la mayoría de mamás y papás les ha tocado ser parte del proceso escolar de sus hijos, es más frecuente escuchar: “el no soy maestra para poder enseñarle a mi hijo”, otra cosa que me comentan mucho es que no saben si les están enseñando lo suficiente o lo necesario a sus hijos, que piensan que entorpecen su aprendizaje o que de plano con ellas sus hijos no quieren hacer nada…

La realidad es que es más la lucha mental con nosotras mismas. Si nos cerramos a poder acompañar a nuestros hijos, más se nos va a dificultar y iTranquila! No te estoy criticando, sé que estás haciendo lo mejor que puedes; sin embargo, te puedo asegurar que si te dejas llevar, aprendes a disfrutar de esto que hoy nos toca vivir, puedes obtener grandes resultados.

¿Se necesita ser maestra para poder enseñar bien a nuestros hijos?

Te puedo decir que incluso algunas maestras que deciden educar sin escuela, llegan a dudar en hacer un buen trabajo. Tengo varias clientas que son docentes y ellas en su momento también tuvieron dudas. Algunas profesoras dicen que no es lo mismo enseñar a sus alumnos que a sus hijos, conozco maestras que prefieren llevar a sus hijos con alguna otra compañera docente para que la apoye, porque a ella se le dificulta que sus hijos le presten atención.

Como puedes darte cuenta, no necesitamos ser maestras para poder hacer un buen trabajo educando en casa, necesitamos actitud, ganas de hacerlo y mucho amor.

Necesitamos más que formación académica

Para algunas mamás y papás, el hecho de no haber estudiado una licenciatura les hace pensar que no podrán educar en casa; esto tampoco es verdad. Llegamos a sentirnos tan inseguras de nosotras mismas que cualquier motivo nos puede hacer pensar que no vamos a poder; la realidad es que ni siendo maestra, ni licenciada en lo que sea, nos vamos a salvar de sentir dudas y pensar que no tenemos la preparación necesaria para educar en casa.

Como puedes ver todo es parte de nuestras creencias y paradigmas educativos. No es la formación, ni un título, ni nada que se le parezca, es trabajar nuestra mentalidad; pero sobre todo tener bien claras nuestras razones para educar en casa y sobre todo hacerlo por las razones correctas y desde el amor.

Hazlo con amor

Educar en casa nos lleva en un inicio, a un mar de sentimientos encontrados. Tenemos dudas, miedos e inseguridades, pero también un grado de emoción. No podemos esperar el momento “perfecto” para hacerlo, el momento perfecto desde mi punto de vista para iniciar, es cuando has aclarado tus principales dudas y tienes muy bien fundamentadas tus razones para educar en casa.

Yo supe que estaba lista, cuando además de aclarar mis principales dudas y tener claros mi por qué y para qué, empecé a entender a mi hija y si es verdad que no soy maestra, pero soy su mamá y sé que puedo guiarla y acompañarla en su aprendizaje con amor.

Cuando empecé en el mundo de la educación de la escuela no tenía ni idea cómo la enseñaría a contar, las letras y todo aquello que hoy ha aprendido, mi preocupación estaba en lo pedagógico. Hoy mi principal temor es no cortarle las alas a mi hija y que no pierda esa chispa que la hace única.

Ahora sé que no es el método o curriculum que elijas o si utilizas todos los productos Montessori, no es si sabes o conoces de herramientas pedagógicas. La clave para mí es el amor que le pongas a cada uno de tus días, que sé que no es sencillo, pero que si lo haces por las razones correctas y desde el amor te puedo asegurar éxito educando en casa.

Compartir en:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *