El nuevo rol del maestro del siglo XXI

docente del siglo XXI

Antes que nada quiero aclarar que mi artículo para nada es un ataque en contra de los profesores; yo de verdad admiro a todos aquellos que ejercen de corazón, en una de las carreras más importantes que hay. Lo que sí es una realidad aquí en nuestro país, es que cada vez más personas deciden estudiar esta carrera por las razones equivocadas: vacaciones, prestaciones, jornada laboral más corta que en una industria…. Y la ¿vocación? la dejan en último lugar, hay jóvenes que entran a estudiar docencia sin nada de vocación, quizá no es su culpa del todo, si no de los filtros que existen para la selección de los aspirantes a profesores. Definitivamente el docente del siglo XXI no puede ser este tipo de persona.

Recuerdo aquellos tiempos en donde en verdad los maestros eran valorados y reconocidos por la sociedad; hoy en día encuentras a profesores desmotivados, que hacen lo mínimo indispensable, sin vocación, indiferentes y aplicando la misma metodología de hace 200 años para enseñar.

Para nadie es un secreto que el sistema educativo tiene muchas deficiencias y si a eso le sumamos los malos maestros (que sé que no son todos, pero si existe un gran número) definitivamente los resultados son los que tenemos en las escuelas: alumnos desmotivados, que asisten a la escuela solo por cumplir y no porque lo disfruten, por eso es que no está habiendo aprendizaje significativo.

Este motivo ha sido una de las razones por las que algunos padres han decidido educar en el hogar.

En este artículo abordaré las principales características que necesitamos en el docente del siglo XXI.

¿Cómo son los Profesores de los países con la mejor educación?

Entre los países con la mejor educación destacan Finlandia y Singapur; quiero hablarte de cómo es la selección de los docentes en esos países y como es en México.

La selección de profesores en Finlandia

En Finlandia la docencia es la profesión más admirada de ese país; el solo hecho de ser aceptado en la carrera para profesor es un gran logro, por lo difícil que es pasar todos los filtros.

Los aspirantes son evaluados en base a su registro de la escuela secundaria superior, actividades extracurriculares y su puntaje en el examen de matriculación. Además de presentar un examen especial que se llevan a casa en donde evalúan su pensamiento crítico y sus argumentos respecto a la ciencia de la educación, si obtiene buenos resultados en estas pruebas deberá pasar a la siguiente etapa en donde tendrá que dar una clase, si le va bien en  esta prueba finalmente pasa a una entrevista; solo se admiten a los aspirantes con actitudes y aptitudes claras para la enseñanza.

Para ser director o subdirector de una escuela Finlandesa se necesita cumplir con unos de los tres requisitos de calificación: certificado de administración educativa, un programa de liderazgo educativo, o experiencia probada en administración educativa.

La selección de profesores en Singapur

La carrera de Educación es muy respetada en Singapur, en especial porque todos saben que es muy difícil llegar a ser docente en ese país. Cada año se hace un cálculo de los profesores que necesitará el país y solo se abren esa cantidad de lugares en los programas de capacitación. En promedio solo uno de cada ocho aspirantes es aceptado, el proceso de selección es complicado; deben aprobar los exámenes de nivel A con muy altas calificaciones, para posteriormente pasar a entrevistas en las que se evalúan cualidades personales que debe tener un maestro excelente.

Posteriormente pasan a una serie de capacitaciones especializadas en el área que se están formando, así como programas de formación docente. Si desean ser maestros de secundaria o grados más adelante deben completar un programa de grado. No se pueden convertir en profesores sin un alto nivel de la materia que enseñarán y sin haber pasado por al menos un año de instrucción desafiante en el oficio de enseñar.

Para ser directores o subdirectores deben pasar por tres áreas: la pista de enseñanza, pista de liderazgo y la pista de especialista.

En México

La selección de profesores

Anteriormente en México para ser profesor debías formarte de manera obligatoria en alguna escuela “Normal” (Institución de formación para docentes)  del estado en el que vivas; desde hace algunos años a la fecha cualquier persona con alguna licenciatura puede ejercer como docente, siempre y cuando apruebe un examen. Al egresar acuden a la unidad de servicio para la educación básica en el estado, en caso de ser estudiantes de preescolar, primaria y secundaria para que les asignen horas en alguna escuela de su estado.

En caso de desear ser profesor de preparatoria o universidad acuden a la institución correspondiente y ahí les dicen el procedimiento a seguir.

Una triste y preocupante realidad

Como podemos darnos cuenta el procedimiento para la selección de docentes en nuestro país en muy pobre; desde mi punto de vista de ahí radica uno de los principales problemas de la educación. Considero que no están ejerciendo personas realmente comprometidas con la enseñanza.

Sé bien que aún hay buenos profesores, que día a día dan lo mejor de sí porque saben perfectamente la gran responsabilidad que tienen al formar a los estudiantes; pero tristemente cada vez son menos y hoy en día la mayoría no siente amor por lo que hacen; esto al menos para mí es muy preocupante.

Es muy difícil que con este tipo de selección se forme el docente del siglo XXI que necesitamos en esta nueva sociedad.

Principales retos a los que se enfrentan los profesores

Nadie ha dicho que ser maestros sea algo sencillo; desde mi punto de vista es por eso que debe apasionarte tu profesión. Sé que actualmente los profesores se enfrentan a una gran cantidad de retos como son:

  • Poco apoyo social.
  • Mucha exigencia de la sociedad.
  • Sueldos bajos.
  • Niños y jóvenes desmotivados.
  • Niños y jóvenes indiferentes.
  • Padres de familia que no ayudan con la educación que debe darse en el hogar.
  • El profesor ya no es respetado tanto como antes.
  • Métodos estandarizados que deben cumplir.

A pesar de estos algunos profesores dan lo mejor de sí para hacer su trabajo lo mejor posible.

Es una realidad inminente que el método de enseñanza con el que se ha venido trabajando por años, hoy en día ya no funciona. Ese mundo para el que se preparaba a los estudiantes hace 200 años ya no existe y el método de enseñanza no ha cambiado prácticamente nada.

¿Qué se necesita del docente del siglo XXI?

  • No debe verse ni creerse como el único portador del saber, debe dejar que los alumnos sean los que vayan construyendo el conocimiento y más bien él ser un guía/coach.
  • Hacer que exista un dialogo cordial entre padre-maestro y sobre todo participación de ambos en la educación de los niños y jóvenes.
  • Reconocer con humildad y apertura que las técnicas de enseñanza deben actualizarse.
  • Despedirse del viejo paradigma del maestro delante del grupo, con un gis o marcador en la mano dando temas para memorizar.
  • Entender que la sociedad no necesita robots, sino personas creativas, innovadoras. Despedirse del profesor creado para la revolución industrial.
  • Hacer de la tecnología un buen aliado para el aprendizaje significativo del estudiante.
  • Deben ser los pioneros para hacer que la escuela sea un lugar a donde los niños y jóvenes quieran ir.
  • Cambiar la perspectiva que tienen de cada estudiante, no todos aprenden de la misma manera.
  • Escuchar a los estudiantes.
  • Darles las herramientas para ser niños y adultos felices.
  • Entender que esos niños y jóvenes son los futuros directores de empresas, activistas socio-culturales, políticos, médicos, artistas, poetas, músicos, bailarines… y que en conjunto con los padres está en sus manos encaminarlos a ir por sus pasiones.
  • Motivar a los alumnos.
  • Entender que la educación no es para reformar estudiantes o hacerlos expertos técnicos, sino para inquietar sus mentes, encender sus intelectos, abrir sus horizontes en pro de encontrar actividades que les apasionen.
  • Apoyar a sus estudiantes para crecer en lo personal y en profesional.
  • Tener vocación por la enseñanza.
  • Enseñar para la vida.
  • Transmitir emociones positivas.
  • Nunca dejar de aprender.

No es una queja, ni es exigencia, es una sugerencia

Mi intención no hablar mal de los docentes; mi intención es expresar lo que considero una necesidad. La forma tradicional de enseñanza ya no funciona para esta nueva era y siento que muchos profesores no se están adaptando al cambio, al menos no en nuestro país.

Es muy triste ver que cada vez más jóvenes deciden dedicarse a la docencia por las razones equivocadas; no se trata de estudiar algo solo por tener una licenciatura. Por poner un ejemplo; conozco a una maestra de primaria que apenas lleva dos años ejerciendo y siente que ya no puede más, ya está considerando cambiar de profesión (afortunadamente) porque se ha dado cuenta que no es lo suyo, pero ¿ y mientras? sigue haciendo día a día un trabajo mediocre, en algo tan importante y como esa persona hay muchas más en el país, no solo como profesores sino en todas las carreras; eso es realmente preocupante.

Es increíble que la docencia siendo una de las profesiones más importantes, no se le de esa seriedad que se requiere al momento de la selección de los aspirantes a maestros; su tarea es igual de importante que la de un médico que a diario hace muchísimo por salvar vidas. Los maestros tienes en sus manos lo más importante que tenemos: nuestros niños y jóvenes; una sola palabra o consejo de ese profesor podría ser decisiva para la vida de un estudiante.

Sé que los sueldos no son motivantes; pero estoy convencida que si tienes esa verdadera vocación por la enseñanza las recompensas serán muchas. Maestro tienes una de las profesiones más importantes; si es lo que te apasiona sin duda dejaras huella,  tú puedes ser un buen docente del siglo XXI,  si no es así, te invito a considerar la posibilidad de cambiar de profesión, hazlo por ti y por el bien de la sociedad.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *