¿Te muestras indiferente ante el comportamiento de tu hijo?

padres indiferentes ante el comportamiento de sus hijos

Después de tener una reunión con unas amigas; empecé a escribir estas líneas, porque pensé que tal vez estamos siendo padres indiferentes con nuestros hijos. Vemos que nuestros niños tienen un mal comportamiento y pareciera que no es importante.

Yo trabajo mucho con mi hija para que sea una niña que le guste jugar, compartir, disfrutar; sin embargo me pregunto ¿Qué pasa con los otros niños?

Me encuentro con niños; agresivos, egoístas, indiferentes, groseros y de verdad no quiero que se vea como que estoy emitiendo un juicio, porque no es así, solo es un punto de vista. Es muy difícil ver, como tu hijo es mal tratado por otros niños y que las mamás no muestran ni la más mínima preocupación por ello.

Veo la cara de confusión de mi hija, al ver que otras niñas no le quieren prestar juguetes; veo como le quitan todo lo que ella toma, yo lo que hago es explicarle que esos juguetes son de aquellas niñas y que los tiene que respetar; obviamente no puedo decirle nada a las otras niñas, no tengo por qué, y me llena de decepción escuchar a las mamás decir que son solo niños como si no pasará nada.

Llegamos al lugar de la reunión y uno de los niños todo el tiempo al X-box, las niñas al móvil de sus madres, otra viendo vídeos de Youtube en la televisión y cuando se tomaban el tiempo de querer jugar era solo para quitarle juguetes que ni siquiera utilizan a mi hija.

Me llenó de profunda tristeza ver todo eso, en primera por mi hija, porque ella si se divierte con juguetes; pero nadie quiere compartir con ella, o son agresivas y es como si a las madres eso no les importará.

¿Qué nos está pasando a los padres, por qué nos mostramos tan indiferentes con nuestros hijos?

Parece que por nuestra forma de vida; que por lo regular siempre es de prisa, estresados, pensando en trabajo; descuidamos una parte muy importante de nostros, que es la educación de nuestros hijos.

Muchos padres prefieren darles celular, tablet, computadora, X-box a sus hijos que jugar con ellos; han encontrado en la tecnología el medio perfecto para “entretener a sus hijos” volviéndose así padres indiferentes con la educación y crianza de sus hijos.

Hay padres que no se están dando tiempo para compartir con sus hijos; enseñarle normas básicas para una sana convivencia; habilidades sociales. En lo personal me encuentro a diario con niños poco empáticos, que no les gusta compartir, jugar; y que mas bien tienden a la indiferencia y agresividad. Te pregunto ¿de verdad este es el tipo de hijos que quieres? tal vez ni siquiera te has detenido a pensar en eso y crees que todo eso lo aprenderán en la escuela.

En la escuela obtendrá algunos conocimientos y una formación plasmados en un plan educativo; los profesores para nada son los responsables de educar y criar a tu hijo; no podemos delegar semejante responsabilidad.

La forma en que estás educando a tu hijo influye en su desarrollo socioemocional

Hay padres amorosos, exigentes, estrictos, permisivos, dialogantes… esas características de los padres marcan y definen el estilo educativo de los niños.

La indiferencia de los padres ante la educación de los hijos puede afectar su autoestima, su confianza en si mismo, la manera de relacionarse con los demás.

Debemos ser más conscientes de ello, recuerda que la infancia sin duda marca la vida de tu hijo; seamos menos indiferentes y más responsables. Pensar que golpear, no compartir, no jugar, agredir… a otros niños es “normal” y que más adelante aprenderá, porque ahora es muy pequeño para hacerlo o entenderlo, es un gran error.

Características de los niños con padres indiferentes

  • Escasas o nulas habilidades sociales.
  • No son empáticos,
  • No respetan reglas o limites,
  • Tienen problemas escolares.
  • Son egoístas.
  • Son agresivos.
  • No saben como manejar una situación de estrés.
  • Les cuesta mucho trabajo intentar hacer algo por su cuenta.
  • Niños vulnerables a conflictos personales y sociales.

Características de un padre indiferente

  • No ponen límites, reglas y/o normas a sus hijos.
  • No corrigen.
  • Dejan al niño hacer lo que quiere.
  • Demuestran poco afecto.
  • Son distantes con sus hijos.
  • No tienen disponibilidad para los niños.
  • Si llegan a castigar, sus castigos son exagerados o fuera de lugar.
  • No les llaman la atención. porque dicen que “x” comportamiento es normal.
  • No hablan con ellos, porque dicen que es muy pequeño para entender, y cuando están grandes piensan que es responsabilidad únicamente de la mamá o del papá o en su defecto de los profesores.
  • No juegan con ellos.
  • Ignoran gustos, intereses y habilidades de sus hijos.

Normas recomendadas por Psicólogos de Harvard para mejorar nuestra paternidad

  1. Pasar más tiempo con nuestros hijos.
  2. Conversar con ellos.
  3. Enséñale a resolver problemas.
  4. Agradécele y reconoce sus logros todos los días.
  5. Deja que tome conciencia de los problemas del mundo.

Una de las mayores muestras de indiferencia, es pensar que tu hijo es muy pequeño para entender

He escuchado a tantos papás decir: “déjalos son solo niños” cuando escucho esto, me dan a entender que no importa lo que hagan, se vale porque son niños. Pienso que si desde pequeños no le enseñas buenos modales, hacerlo cuando el esté más grande puede llegar a ser mas complicado; porque nunca lo enseñaste a escuchar.

Considero que es un error pensar que si el niño es pequeño, no debes explicarle el por qué de las situaciones; si no es ahora ¿Cuándo? Claro que debes utilizar un lenguaje apropiado, acorde a su edad, entre más pequeño sea tu hijo menos difícil será para ti. Entablar una conversación con él desde pequeño, te ayudará a mantener siempre una buena comunicación; él estará acostumbrado a escucharte, siempre acudirá a ti cuando se sienta vulnerable; entenderá que lo que haces y dices es por ayudarlo…

Tu hijo con la edad que tiene esta listo para ser educado; no pensemos que “mañana” será el mejor momento, no debemos dejar para otro día lo que tal vez se convierta en un problema mas adelante.

Se que la indiferencia, no precisamente quiere decir falta de amor por parte de los padres; sin embargo, considero que debemos ser más conscientes de cómo los estamos educando y no pensar que es muy pequeño para entender; seamos más responsables y que la crianza consciente sea parte de nuestra vida.

Ten en cuenta, que el tiempo que hoy no le dediques a tus hijos jamás podrás recuperarlo. Hoy es el momento de hacerlo; si tu hijo es aun pequeño que mejor; pero si tu hijo ya tiene 8 años o es un joven, no es tarde para empezar a tener comunicación con él; te puede costar trabajo al principio pero lo puedes hacer.

Seamos padres conscientes y no indiferentes 🙂

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *