¿Por qué deberíamos enseñarles Mindfulness a nuestros hijos?

mindfulness en los niños

Hace poco leí una noticia, la cual decía que en Inglaterra se había incluido como parte de las materias del currículo escolar “El Mindfulness”. Países como Holanda, Nueva Zelanda y Estados Unidos, también lo tienen incluido ya como asignatura en algunas escuelas. Definitivamente no es casualidad que países primer mundistas hayan tomado esta iniciativa. En estos tiempos donde cada vez es más difícil ser niños, los pequeños están sujetos a una serie de presiones escolares y extraescolares, que cada vez tienen menos tiempo para divertirse, jugar, y liberarse. Y es que el mindfulness en los niños trae múltiples beneficios de relajación y bienestar.

Podría hablar de varias técnicas de relajación, pero sinceramente para mí la más sencilla de aplicar es el mindfulness; no solo para los niños, sino también para nosotros los adultos.

La infancia es la etapa perfecta para enseñar a nuestros hijos a mantener la tranquilidad; a ser conscientes de sus emociones; a mantener la atención plena; el impacto que esto genera en el cuerpo, para que de esta manera aprendan a manejar sus reacciones; que sepan enfrentarse a situaciones de conflicto y ser más resilientes.

El homescholling nos permite incorporar está y las técnicas que deseemos para enseñarles a nuestros hijos a relajarse; sin duda te lo recomiendo ampliamente. El Mindfulness no tiene que ser solo para los niños homeschoolers, también se les puede enseñar a los niños que asisten a la escuela; sinceramente veo complicado que esto lo apliquen en las escuelas, pero claro que como papás podemos enseñarles a nuestros hijos a mantener la calma.

¿Qué es el Mindfulness?

Mindfulness significa atención plena. Explicándolo de manera sencilla se puede decir que es una habilidad que nos permite vivir el aquí y el ahora; es decir, detenernos a pensar y analizar lo que estamos haciendo, pensando y sintiendo, ser conscientes de nuestra respiración y respirar de manera correcta  en diferentes momentos del día.

¿Es posible aplicar Mindfulness en los niños?

Claro que es posible, no debemos decir que es difícil cuando no lo hemos intentando. No se trata de ponerlos a meditar por horas, eso tal vez si sería complicado; se trata de enseñarlos, a que en diferentes momentos del día se detenga y deje de hacer lo que está haciendo, respire, se calme; de acuerdo a su edad puedes preguntarle qué es lo que está pensando y sintiendo. Si tu hijo es muy pequeño solo hay que inculcarle el hábito; poco a poco le enseñarás por qué lo hacen.

¿A partir de qué edad podemos enseñarles Mindfulness a nuestros hijos?

A partir de los dos años tu hijo está listo para que le enseñes a respirar de manera correcta; con unos minutos al día irás formándole el hábito y lo harás un niño más tranquilo, que nada tiene que ver con ser pasivo; simplemente será menos impulsivo, sabrá controlarse más y lo estarás enseñando a ser más tolerante.

Beneficios del Mindfulness en los niños

  • Potencia el autocontrol y los procesos cognitivos.
  • Reduce los comportamientos impulsivos.
  • Les ayuda a gestionar la ansiedad.
  • Mejora la atención.
  • Disminuye el estrés.
  • Los hace más empáticos.
  • Aprenden a ser más conscientes de sus pensamientos y emociones.
  • Les enseña a centrarse y concentrarse.
  • Aprenden a escuchar
  • Mayor equilibrio emocional y psicológico.

Un hábito que deberíamos adoptar niños y adultos

El Mindfulness es una excelente herramienta que nos ayuda a relajarnos y ser conscientes del aquí y del ahora; es ideal para practicar en familia. Lo que es una realidad es que si nosotras no lo practicamos o no nos gusta ¿cómo enseñaríamos a nuestros hijos a hacerlo? Si queremos hijos emocionalmente sanos debemos empezar por nosotras; por supuesto que si esto es algo que no es de tu interés muy difícilmente podrías enseñarlo a tus hijos, puedes probar y si no te sientes cómoda existen más alternativas de relajación, puedes buscar la que más se adecue a ti.

Educar en casa nos permite adoptar todas esas actividades que consideremos pertinentes para el desarrollo físico y mental de nuestros hijos. Enseñarlos a sentirse tranquilos y relajados considero que es algo muy importante, sobre todo en estos tiempos que los niños están sometidos a una vida ajetreada.

Puede parecer complicado aplicar Mindfulness en los niños pequeños, pero te aseguro que con un poco de imaginación puedes conseguirlo. Por ejemplo si tu hijo tiene entre 2 y 4 años puedes jugar a que su estómago es un globo; inhalan, exhalan las veces que sea necesario, te aseguras de crear un ambiente tranquilo. Es importante no obligar a tu hijo, si notas que no muestra interés sigue intentando en diferentes días y verás que con paciencia lo conseguirás, así sea un niño que no se queda quieto.

A partir de los cinco años puedes empezar a explicarle por qué hacen eso, sin dejar de hacerlo divertido claro; ya verás que hacer este tipo de actividades en familia además de ser divertido estarás creando un lazo muy bonito con tu hijo, y lo más importante es que generas buenos hábitos y bienestar en su vida desde pequeño.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *