Principales características de los niños educados en casa

características de los niños educados en casa

Existen muchos mitos alrededor de la educación en casa; que si los niños homeschoolers viven encerrados en una burbuja, que los niños no aprenden igual en casa que en una escuela, que tú como madre no podrás enseñarle a tu hijo porque no eres maestra y un largo etcétera. Hemos hablado ya de todas las falsas creencias, sin embargo considero importante mencionar las principales características de los niños educados en casa.

He escuchado charlas TED, entrevistas, leído artículos de niños educados en casa y en verdad me sorprende muchísimo la desenvoltura que tienen ante la cámara y en su forma de hablar, incluso a una edad muy temprana.

Cabe mencionar, que las características que a continuación menciono son las que yo he observado en niños y jóvenes y también las que me gustaría ver reflejadas en mi hija.

Autodidactas

Cualquier cosa que despierte el interés de los niños o jóvenes que son educados en casa, la investigan en el momento que surja su duda, inquietud o curiosidad; si son pequeños, le piden a mamá que los ayude y cuando ellos pueden realizar su propia búsqueda lo hacen por si solos; de esta manera hacen del aprendizaje algo significativo porque nace desde su curiosidad y no es impuesto como se hace en las escuelas.

Cuando los niños van a la escuela, difícilmente se hacen autodidactas y no tanto por falta de interés; lo que sucede es que pasan tantas horas sentados en la escuela, escuchando hablar al profesor de temas tan diversos, que llegando a casa lo que menos quieren es seguir estudiando, lo que desean es desconectarse y es totalmente entendible.

Analíticos

Los niños educados sin escuela se vuelven observadores, escuchan a detalle, razonan mucho, ven los pros y los contras de las cosas, se cuestionan muchas cosas y cuando algo es de su interés realmente pueden pasar horas o incluso días estudiando el tema.

Responsables

La responsabilidad es clave en la educación en el hogar; se puede llegar a pensar que por no ir  a la escuela, en casa no existen normas que cumplir; sin embargo esta es una falsa creencia, los padres homeschoolers establecen reglas tanto para el momento de aprendizaje como para todas las actividades del hogar en las que participan, por lo que los niños adquieren un grado de responsabilidad alto.

Auténticos

Al no estar en competencia con otros compañeros los niños son ellos mismos, porque en todo van a su ritmo, no existe presión por parte de los maestros, compañeros y padres; el enfoque no son las calificaciones si no el aprendizaje significativo por lo que los niños homeschoolers se sienten con total libertad de ser, sin importar lo que los demás digan o piensen.

Sociales

Uno de los principales mitos del homeschooling, es que los niños se vuelven antisociales al no ir a la escuela.  Cuando los niños son educados en casa no se tienen encerrados; por el contrario el mundo es el salón de clases y los niños aprenden a relacionarse y desenvolverse con personas de todas las edades, no solo con niños de su misma edad; se enfrentan al mundo real, por lo que pueden entablar una conversación con un niño pequeño, un niño de su edad, un adolescente, un adulto o un adulto mayor con toda la confianza y entender lo que pasa en su entorno.

Empáticos

A diferencia de muchos niños que van a la escuela, los niños educados en casa suelen ser más sensibles ante las necesidades de los demás, se vuelven cooperativos y disfrutan ayudar, por lo que desarrollan una gran habilidad para ponerse en el lugar de otras personas, esta cualidad es muy importante dentro de las habilidades sociales.

Seguros de sí mismos

Es impresionante para mí, el ver la capacidad que tienen los niños educados sin escuela de creer en sí mismos; tienen un desenvolvimiento increíble, son buenos oradores, saben expresarse, no sienten vergüenza, no les da miedo hablar en público. He visto conferencias o entrevistas de niños homeschoolers y en verdad me he quedado sin palabras al ver los confiados, simpáticos, abiertos, sinceros que son.

Entusiastas

Los niños homeschoolers son más entusiastas por varias razones: aprenden lo que ellos quieren saber, no existe presión para hacer las cosas, no viven estresados por sacar buenas notas, no tienen que levantarse temprano y seguir una serie de normas estipuladas en las escuelas a las que no les encuentran sentido. Los niños que son educados en casa son más auténticos; tienen tiempo de jugar; son libres; aprenden a conocerse; a disfrutar de las pequeñas cosas y todo eso les genera motivación y entusiasmo.

Se preocupan por el medio ambiente

Podrás decirme que muchos niños saben que hay que reciclar, no tirar basura o tirar la basura en su lugar; si bien esa es una parte del cuidado del medio ambiente, pero no la principal. Preocuparte por preservar el medio ambiente, no se trata solo de tirar la basura en su lugar, como te dicen todos los días en la escuela, si no de empezar a ser más conscientes y empezar a generar menos basura, en pocas palabras ser minimalistas y el minimalismo no lo enseñan en las escuelas.

Cuidar el medio ambiente también se trata de preocuparse por la flora y la fauna, el uso responsable del auto, de la energía eléctrica, el cuidado del agua, el cuidado de la naturaleza en general, el ser consiente y desear dejar un mejor mundo de cómo lo encontramos y sinceramente esta cualidad no la desarrollas en la escuela. Los niños educados en casa adquieren una alta sensibilidad por el medio ambiente.

Disfrutan estar en familia

Cuando un niño va a la escuela se pierde un poco el disfrutar estar en familia; no digo que siempre pase, hay familias escolarizadas muy unidas; pero si he visto que el lazo que se crea entre los padres y el hijo homeschooler es muy grande y esto es normal porque pasan muchas horas juntos y tanto padres como hijos disfrutan de todos los momentos que pasan en familia que va desde que se levantan hasta que se van a dormir, lo que crea un ambiente de confianza, amor y cordialidad.

Esfuerzo que vale la pena

Reconozco que estas cualidades también pueden desarrollarse en los niños escolarizados; lo que quiero destacar en este artículo es que esas habilidades difícilmente las desarrollas en una escuela pública, tal vez ni siquiera en una privada; sin embargo, en casa claro que se pueden trabajar esas características y todas las habilidades sociales que deseemos desarrollar en nuestros hijos independientemente si están escolarizados o no; por supuesto que esto requiere de un gran esfuerzo y mucha dedicación, pero el resultado es verdaderamente satisfactorio pues podrás estar segura que formarás a una gran persona.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *