Los 4 pilares de mi paz mental

paz mental

En alguna ocasión te había escrito ya sobre la importancia de tener paz interior, pero hoy quiero contarte en como hago yo para tener paz mental. Quiero ser totalmente honesta, yo sigo en etapa de mejora continua, trabajo todos los días en mí para ser la mamá que mi hija necesita y una mejor persona.

Para mantener el equilibrio en mis días; incluyó lo siguiente en mis rutinas y esto no es negociable, porque me genera bienestar  y por eso hoy lo quise compartir contigo, porque quizá algo de lo que te cuente te sirva a ti también para sentirte más en equilibrio.

1. Meditación

Sé que te lo he mencionado en otras ocasiones, pero en verdad la meditación llego a mu vida en un momento de mucho dolor y este buen hábito llegó a mí para quedarse; tan es así que todos los días me tomo tiempo para hacerlo al amanecer y antes de dormir. Si bien los beneficios de la meditación en la maternidad son muchos, esto para mí va más allá que hacerlo solo las madres, pienso que es algo que nos deberían enseñar desde pequeños.

Meditar para mí es algo que no puede faltar en mi día porque me hace sentir bien, en equilibrio, con energía y enfoque.

2. Mindfulness

El Mindfulness para mi paz mental es primordial también, sobre todo por el estado de consciencia que me aporta: entender mis emociones; autoconocimiento; saber y entender lo que necesito y lo más importante: disfrutar el aquí y el ahora.

Te explico brevemente lo que es el Mindfulness y quiero hacerlo con la definición que más me gusta, que es la de Jon Kabat Zinn: “Mindfulness (atención plena) es estar completamente despiertos en nuestras vidas. Se trata de percibir la exquisita intensidad de cada momento”.

3. Tener tiempo para mí

En mi día a día no puede faltar un tiempo especial para mí; consentirme, arreglarme, tomarme tranquilamente una infusión o un café; a parte de claro la meditación y el mindfulness, escuchar una canción que me encanté, escribir, ejercitarme, caminar en un lugar natural, etc.

Dime ¿tú te dedicas un tiempo especial para ti? O eres de las que se dejan al final o de las que dicen que no tienen tiempo y no te estoy criticando, cuando nació mi hija durante algún tiempo de me deje el último lugar y me parecía que el tiempo no me alcanzaba para dedicarme al menos un momento para mí.

Ahora como mi paz mental no es negociable, todos los días me tomo un tiempo especial para mí y no hablo de horas, siempre me escucharas decir que calidad por encima de cantidad; pueden ser solo unos minutos, pero un tiempo bien disfrutado, sin pensar en el pasado ni el futuro, solo en el momento presente.

4. Hacer cosas que me gustan

También como parte de mis días está en el hacer cosas que me gustan; por ejemplo: leer, formarme, escribir en mis múltiples cuadernos, etc. Este punto para mí también es importante porque en verdad me hace sentir bien.

La escritura creativa o terapéutica, también ha sido parte importantísima de mi crecimiento personal, sin saberlo desde pequeña que fue cuando empecé a escribir la escritura empezó a ser liberadora y sanadora para mí.

El seguir aprendiendo o incluso un hobbie o la escritura para mí son actividades que me dan tranquilidad y también paz mental.

No necesito horas, solo priorizar

Sé que puedes estar pensando y cómo le haces para tener tiempo para todo esto y la verdad es que la clave de todo es priorizar, pero sobre todo quiero que sepas que no le dedico muchas horas a todo esto, solo el necesario, algunos días necesito más, otros menos; todo depende de mí energía y estado de ánimo.

Anteriormente el dedicarme este tiempo me generaba cierta culpa, tu sabes que la culpa en la maternidad es intensa; sin embargo, ya no me genera ese sentimiento, porque he entendido que si yo no estoy bien, mi hija y mi pareja tampoco lo estarán y para mi ellos son muy importantes, así que esto que te acabo de mencionar son pilares de mi paz mental, por lo tanto se hacen si o si.

Para ser las mamás que nuestros hijos necesitan, debemos tener paz mental

Tú me entiendes y yo te entiendo porque ambas somos mamás y sabemos lo difícil que es mantenernos en nuestro centro todo el día; por lo tanto, debemos reconocer todas las cosas que nos hacen sentir bien y hacerlas en cada uno de nuestros días.

Créeme que lo que más complica nuestro estado de ánimo y emociones es vivir en piloto automático. Los gritos y el mal humor afectan muchísimo a nuestros hijos y por lo tanto el estar y sentirnos bien no debería pasar a segundo plano.

Cuidar de ti no es banalidad, es fundamental para una mejor convivencia, pero sobre todo para ti, sé que eres mamá, pero también eres mujer y la una no debería estar alejada de la otra. Para mantenernos en equilibrio es indispensable nuestra paz mental, yo hoy te quise hablar de mis pilares, quizá te sirva, cuéntame cuáles son los tuyos, ¿si te tomas ese tiempo especial cada día para ti?

2 comentarios en “Los 4 pilares de mi paz mental”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *