Haz más que solo propósitos de año nuevo

Hago o no propósitos de año nuevo

Ha empezado ya el último mes del año y quise escribirte este articulo, ya que considero que no tenemos por qué esperar a que inicie el próximo año para cumplir metas y objetivos. Estamos a tiempo de cerrar el año de la mejor manera. Yo no acostumbro hacer propósitos de año nuevo; sin embargo, si hago un plan, porque sé que es muy importante saber hacia a donde vamos, también hago una evaluación de los diferentes ámbitos de mi vida y de esta forma identifico en qué debo poner más foco.

De nada sirve que el 31 de Diciembre digas que el próximo año bajaras de peso, te alimentaras mejor; aprenderás inglés; dejaras tu empleo; etc… cuando se queda solo en eso “deseos”. Empezando Enero quizá hagas algo por algunos días, pero si no es un objetivo real que quieras cumplir, al cabo de unos días lo dejaras de hacer. Por ello, espero que estas recomendaciones te sean útiles para que te fijes objetivos claros, alcanzables y medibles.

No es suficiente con hacer propósitos

Los propósitos suelen ser genéricos; por lo tanto, no nos dicen mucho y así es complicado enfocarte y poder cumplirlo. Por eso, es que yo sugiero que te fijes fecha, y lo convierta es algo medible, para que así tengas un parámetro y puedas saber que tan cerca o tan lejos estas de ese objetivo.

Si tu propósito lo dejas sin especificar, solo será un deseo y lo más seguro es que quizá lo empieces, pero después lo dejes o bien que ni siquiera lo inicies.

Haz un plan

Es importante saber hacia a donde vamos; para mí hacer un plan es una forma perfecta de obtener una guía. Tener por escrito tus objetivos te permitirá tenerlos en cuenta, puedes ir midiendo avances y también cuando termines con uno, iniciar el siguiente. Lo importante no es cumplir muchos objetivos, si no que cumplas lo que realmente es prioritario para ti.

Para que tus metas, propósitos o como les quieras llamar sean medibles, te recomiendo definir objetivos SMART.

Define objetivos SMART

SMART en español significa inteligente; sin embargo, hablando de objetivos, cada una de estas letras nos indican el camino para lograr metas concretas, cada letra es un paso a seguir. A continuación te explico en qué consiste cada una:|

  • S (Specific/ Específico): el objetivo debe ser concreto; como te comentaba, no es funcional decir: “Quiero adelgazar” mejor especifica cuantos kilos desearías perder; por ejemplo:” Voy a perder tres kilos el próximo mes” e indica lo que vas a hacer para conseguirlo, detalla cada actividad que tienes que hacer para alcanzar ese objetivo, y cada día trabaja en ello para cumplirlo.
  • M (Medible): para que tu objetivo sea válido, debes tener un parámetro, porque si no lo puedes medir, es complicado caminar hacia a ello.Por ejemplo un objetivo NO medible seria: “Abrazar más a mi hijo” un objetivo medible sería: “voy a abrazar a mi hijo tres veces al día a mi hijo”. Abrazar más no te dice nada; abrazar 3 veces al día, te da una pauta.
  • A (Alcanzable): debe ser un objetivo real, decir que quieres perder 50 kg en un mes, sería algo prácticamente imposible, empieza con algo que sepas que puedes cumplir.
  • R (Retador): el objetivo que te pongas debe ser realmente valioso para ti; debes estar realmente convencida que quieres llegar a él porque representa alguno de tus valores vitales; tus para qué serán fundamentales para que tu objetivo se concrete.
  • T (Temporal): Tener una fecha específica o aproximada también es muy importante, ponerte un plazo te motivará para que cada día trabajes para alcanzar aquello que tú misma te has propuesto.

Las mujeres que se dedican al hogar, también lo pueden hacer

Pongo este punto, porque una vez una mamá me dijo que ella es ama de casa y que esto de los objetivos, es para las mujeres que trabajan.

Yo no entiendo, por qué algunas mujeres que se dedican al hogar piensan, que no pueden hacer nada más que cuidar a sus hijos y todas las tareas domesticas. Te puedo decir que además de ser una gran labor, es un trabajo arduo y que merece nuestro reconocimiento. Si tú te dedicas a tu hogar, también ponte objetivos.

Recuerda que pensar en ti es algo muy importante; pregúntate qué quieres, qué te gustaría para tu vida, cuáles son tus sueños… si nosotras mismas demeritamos ser amas de casa, no pretendamos que los demás nos reconozcan. Si te dedicas al hogar y piensas que por eso no puedes hacer otras cosas, un buen propósito u objetivo sería hacer mas por ti, no crees 😉

Los objetivos no deben ser solo laborales, debes tener objetivos personales, dime ¿Qué pasará contigo cuando tus hijos se vayan de casa? es un buen momento para que replantees lo que estás haciendo de tu vida y hacia a donde te gustaría ir, no siempre las cosas serán como son hoy.

No te olvides de vivir el ahora

Es importante soñar, desear, tener metas, objetivos, propósitos; sin embargo, debes recordar que dar pasos concretos cada día te ayudara a materializar esa meta u objetivo. Disfruta el proceso, y puede ser que encuentres dificultades en el camino; pero si en verdad es algo que quieres lograr, lo vas a alcanzar, te lo aseguro.

También quiero recomendarte que no te olvides de disfrutar y agradecer cada día que tienes, incluso aquellos que no son tan buenos. A veces nos olvidamos de lo afortunadas que somos de despertar cada día, de ver crecer a nuestros hijos, el hecho de que ellos también tengan salud, al igual que nuestra pareja y las personas que queremos.

Es importante tener un sueño, objetivo, meta; pero, no te olvides de disfrutar lo que tienes, no olvides que el tiempo pasa rápido y tus hijos cada día crecen más; este día no va a regresar y tu hijo mañana ya no será el mismo que es hoy. Disfruta cada día, disfruta a tus hijos en cada uno de sus etapas. Los momentos que estás viviendo nunca regresaran y aunque tengas otro hijo, el que tienes hoy no volverá a ser bebé; amalo, respétalo, aprende junto con él.

Algunos de esos objetivos que hoy te plantees, se convertirán en hábitos y para eso necesitaras convicción, constancia y mucha fuerza de voluntad.

Hagas o no propósitos de año nuevo, ojalá que dentro de tus deseos sea ser la mejor versión de ti, para que tus hijos puedan tener la madre que necesitan. Te aseguro que la maternidad ha traído a tu vida grandes aprendizajes y que al ser mamá has recibido también grandes sorpresas.

La maternidad es una aventura; disfrútala; aprende; sé mejor cada día;  sé la mejor versión de ti misma en todos los ámbitos de tu vida; estoy segura que puedes hacerlo 🙂

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *