Un buen momento para compartir

da sin esperar nada a cambio

Hace algunos días; mi hija, mi marido y yo salimos a regalar un poco de ropa a personas que vimos lo necesitaban; esto no te lo cuento para alardear o de modo presuntuoso; lo que quiero es hacerte una cordial invitación a que si está dentro de tus posibilidades y nace de tu corazón hagas algo similar; considero que es un buen momento para compartir, si puedes hacerlo, da sin esperar nada a cambio.

Vivimos tiempos complicados; sin embargo sigo creyendo que en el mundo seguimos siendo más las personas buenas, que las malas; desafortunadamente los malos hacen más ruido.

Más allá de los tiempos complicados, podemos ayudar a las personas más necesitadas y no precisamente con dinero, muchas de nosotras tenemos ropa, objetos… en casa que ya no utilizamos y hay alguien a quien podría servirle mucho. Incluso podrías ayudar con una sonrisa, un abrazo, algunas palabras de aliento…

Libera tu espacio vital

Me encantan estas frases; la primera es de Will Smith: “Gastamos dinero que no tenemos, en cosas que no necesitamos, para impresionar a gente a la que no le importamos”. También es muy potente esta frase de Zigmund Bauman: “El consumismo promete algo que no puede cumplir: la felicidad universal. Y pretende resolver el problema de la libertad reduciéndolo a la libertad del consumidor”.

Cito estas referencias, porque son realmente ciertas, a veces compramos cosas que no necesitamos y tendemos a acumular, sin darnos cuenta que en cada cosa que compramos, van invertidas muchas horas de trabajo y si esas cosas en verdad no nos hacen falta o las compramos solo para que los demás nos vean, que caso tiene entonces.

Si tú estás pensando en hacer un cambio en tu vida, te recomiendo liberar tu espacio vital, deshacerte de todo lo que ya no necesitas y no solo hablo de cosas materiales, si no también mentales. Dando salida a las cosas que ya no ocupamos, de alguna manera estamos dando apertura a que cosas nuevas entren a nuestra vida.

Si tú eres de las personas que acumulan debes saber que todas esas cosas que tienes de más, contienen energía estancada; te roba tranquilidad esa falta de espacio; incluso no te permite cerrar ciclos.

Así que si lo crees conveniente, este mes puedes hacer un cambio en tu vida, liberándote de aquello que no necesitas y a la vez ayudando.

Da sin esperar nada a cambio

Las cosas que ya no utilizamos, pueden tener un mejor fin que solo permanecer en cajones o en el abandono; podemos donar, regalar, vender, intercambiar; todos esos objetos que a nosotros ya no nos hacen falta, pueden ser muy útiles para alguien más.

Para muchas personas desprenderse de “sus cosas” es doloroso, cuando se ven tentados a deshacerse de algo dicen: “Mejor no, quizá más adelante la use” pero eso es solo una mentira que le dicen a su mente; si tienes en casa algo que llevas más de un año sin usar, evalúa si en verdad lo necesitas.

Hay muchas personas a las que les regalarías una sonrisa compartiendo aquellas cosas que tú ya no utilizas; si vas a dar algo, dalo de corazón, no lo hagas por compromiso y mucho menos esperes algo a cambio, quizá no recibas ni si quiera las gracias, pero si en verdad lo haces de corazón el simple hecho de haber dado algo te dará una gran satisfacción y a la vez tendrás más ordenen casa.

Pequeñas acciones que pueden hacer grandes cambios

Si cada una de nosotras empezamos a mejorarnos a nosotras mismas; somos amables; buenas persona; buenas madres; cuidamos el medio ambiente; podemos estar seguras que al menos lo que está en nuestras manos dará buenos frutos.

No esperemos que los demás hagan algo por nosotras; si queremos un cambio en nuestro entorno, empecemos por nosotras mismas y que ese cambio tenga un impacto positivo en nuestros hijos y todas las personas que nos rodean.

Todo lo que ven nuestros hijos que hacemos ellos lo replican, entonces enseñemos cosas positivas, dejemos de quejarnos de y empecemos a cambiar nosotras. No seamos indiferentes; podemos hacer mucho, y que nuestros hijos sean conscientes de todo ello.

Estamos a punto de comenzar una nueva década; es un buen momento para empezar a ser mejores en todos nuestros ámbitos. Empecemos bien el año y si está dentro de tus posibilidades y nace de tu corazón da sin esperar nada a cambio; libera tu espacio vital y mental, te aseguro que verás grandes cambios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *