¿Cómo lidiar con los opinólogos?

cómo lidiar con las opiniones de los demás en la crianza de mi hijo

Desde que estamos embarazadas, la mayoría de las mujeres tenemos que enfrentarnos a los opinólogos. Los opinólogos son aquellas personas que dan su punto de vista de un tema específico, en este caso estamos hablando de la maternidad; algunas veces los comentarios son bien intencionados, pero otras no lo son tanto, pero ¿cómo lidiar con las opiniones de los demás en la crianza de mi hijo? sin explotar; sé por experiencia que los comentarios que te hacen sobre cómo estás educando o criando a tu hijo pueden ser bastantes molestos, es por eso que decidí hacer este artículo; en el cual te doy algunas sugerencias para que no te saquen de quicio esas personas.

Comentarios desde como debes criar a tus hijos, hasta cuestiones religiosas pueden llegar a causar verdaderas controversias familiares.

Muchas personas quieren opinar aunque no se los hayas pedido; y peor aún juzgan la las decisiones y cómo estas educando a tus hijos. Es cierto que algunos lo hacen para ayudarte pero otras personas no y pueden llegar a causarte un momento bastante incómodo.

1. Acepta que estás personas existen y que en algún momento serás blanco de sus opiniones

Me atrevería a decir que todas las mamás hemos pasado por esto; familiares, amigos, conocidos, todos tienen alguna opinión, comentario o sugerencia acerca de cómo debes o estás cuidando, educando y criando a tu hijo.

Comentarios como: ¿todavía no camina ¿ya debería caminar;  ¿todavía no habla? Ya debería hablar; no deberías hablarle así; Mis hijos a esa edad ya… y ni hablemos de alguna cuestión religiosa que hayas decido hacer diferente a la que tu recibiste; o si eliges educar fuera del sistema convencional; no te imaginas lo que estos temas pueden generar.

Debes entender que hay personas así, toma lo bueno de lo que te están diciendo y si no hay nada bueno en sus argumentos desechalos.

Nadie mejor que tu sabe cómo criar a tu hijo; tu sabes por qué y para qué de cada una de las decisiones que has tomado.

2. Escucha respetuosamente

Cuando un opinólogo aparezca escucha con respeto lo que tiene que decir, no siempre son comentarios negativos;  algunas veces son cosas son útiles y más cuando eres mamá primeriza; el problema empieza cuando quieren meterse en las decisiones que has tomado para con tus hijos.

3. Responde respetuosamente

No se trata de discutir con nadie, todos tenemos puntos de vista diferentes y tampoco quieras que todas las personas piensen como tú. De una forma educada puedes tomar el comentario, desde un simple “gracias” hasta exponer las razones que tienes para hacer alguna cosa; depende de ti si quieres dar explicaciones.

Eso sí; no esperes comprensión, aceptación, ni aprobación, simplemente respeto.

4. Pon límites sanos

¿Cómo saber que el comentario que me están haciendo no es bien intencionado? Simple, en cuanto empiezan a juzgarte, a alzar la voz, a intentar convencerte de lo contrario, a decir que le estás haciendo daño a tu hijo ya no te están respetando.

En ese momento lo que puedes decir es: agradezco tu comentario, no estoy de acuerdo pero lo recibo; tenemos formas de pensar diferentes y lo que me estás diciendo corresponde a tu crianza y no digo que este mal;  es tu forma de pensar y la respeto, por lo tanto te pido que me respetes, gracias.

No estas forzado a tomar todo lo que dicen, empieza a juntarte más con personas que estén alineadas a tus creencias, convicciones y valores; y muy importante empieza a ser como te gustaría que fueran contigo, no externes opiniones si no te las están pidiendo; empatiza más con los demás.

La mamá eres tú

Debes saber que hacer bien tu trabajo como mamá no es hacerlo perfecto, todos los días se aprenden cosas nuevas y en esta escuela de por vida llamada maternidad no es la excepción.

No dejes que las opiniones de terceros interfieran en la educación y crianza de tu hijo. Se bien que las decisiones que tomas son con todo el amor para formar hijos felices; muchas veces estarás en el ojo del huracán por las ideas que tienes; es difícil que algunas personas entiendan cuando quieres algo diferente para tus hijos; es sumamente complicado ir contra la corriente, pero cuando esa corriente te conduce al logro de tus objetivos, pon oídos sordos a aquellos comentarios de personas que querrán jalarte a lo conocido.

Solo tienes esta vida, vívela de la mejor forma que puedas, sé libre, que nadie te diga como debes ser como madre, las decisiones con tus hijos las tomas porque simple y sencillamente tu eres la mamá y estoy convencida que si estás aquí es porque quieres hacer lo mejor que puedas con tu hijo. Así que ánimo y sigue adelante 🙂

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *