Homeschooling y home office ¿Es posible?

homeschooling y home office

A simple vista pensar en que se puede hacer homeschooling y home office parece una locura ¿verdad? Pues bien, educar sin escuela y trabajar en casa si es posible, de hecho hay muchas personas que lo hacen.

¿Fácil? No, claro que no lo es, debes ser bastante organizada, pero sobre todo lo que yo he descubierto en estos años en que he estado trabajando desde casa y además educando en casa, es que esto no es posible si no lo haces con amor. Así es con amor, si haces un trabajo que no te gusta, no importa que lo hagas desde tu hogar serás infeliz y si a eso le sumas que has decido educar sin escuela por las razones equivocadas iDesastre total!.

Las cosas no salen bien si no las haces con motivos lo suficientemente fuertes para ti. Si tú decides crear un negocio ya sea físico o en línea solo porque piensas que estarás cómoda, déjame decirte y disculpa mi sinceridad, pero es muy difícil que te vaya bien. Crear un negocio no solo debe hacerse por comodidad, si lo que estás creando no te llena, es igual que ir todos los días a aquella empresa que tanto odias.

Sin embargo; si trabajas en casa y educas en casa desde el amor, con esa convicción de que es lo que quieres para ti y tu familia claro que te va a ir bien; cuando vibramos en la frecuencia del amor, definitivamente es lo que vamos a atraer a nuestras vidas.

A continuación te doy una serie de claves si es que tú estas considerando hacer homeschooling y home office o bien si ya lo haces, pero te está costando organizarte.

Define claramente qué es lo que quieres para ti y tu familia

Antes que nada debes tomar decisiones conscientes; no es de que hoy se ocurrió montar un negocio o pedirle a tu jefe la opción de hacer home office y ya. Son decisiones transcendentales para nuestras vidas y la de nuestros hijos, no debes tomarlo a la ligera. Si has decido hacer homeschooling, que sea porque en verdad estás dispuesta a esforzarte en hacerlo lo mejor posible y que tu idea no sea hacerlo solo por un ciclo escolar.

Además si has decidido hacer home office, debes ser consciente que el esfuerzo es aún mayor; así que te recomiendo primero que nada seas honesta contigo y pienses por qué y para qué quieres hacer las cosas de esta manera; y por favor que la razón no sea la pandemia, porque esto algún día terminará y tu deseo no puede irse junto con la situación sanitaria. Piensa que tus días viviendo sin escuela y trabajando en casa harán tu vida muy distinta a lo que es hoy en día.

Comprométete con lo que has decidido

Ya sea que en tu empresa te den la opción de hacer home office o tu idea sea tener un negocio propio y además educar sin escuela, debes comprometerte con ambas cosas. Sé que muchas personas pueden llegar a pensar que esto es muy fácil y cómodo; sin embargo, te puedo decir que requiere un alto grado de compromiso de tu parte. Tendrás que aprender a ser efectiva, eficiente y eficaz para poder cumplir ambas labores y créeme es posible.

Tienes que ser disciplinada

Ahora que has decidido hacer homeschooling y home office deberás mantener o adoptar nuevos hábitos; harás los cambios que sean necesarios para tu nueva forma de vida y deberás tener mucha disciplina; ya que has adoptado una nueva responsabilidad, que en teoría antes de dar el paso ya analizaste bien y te informaste todo lo que era necesario, debes saber que la disciplina jugará un papel importante en tu nueva manera de vivir.

La organización es fundamental

Si te consideras extremadamente desorganizada, déjame decirte que tu nueva vida requiere todo lo contrario. Así que aprender a administrar tu tiempo será clave para el éxito en tus facetas como mamá homeschooler y tu trabajo desde casa.

Yo te recomiendo utilizar una agenda, cuaderno o app de organización; define tiempos; establece prioridades; deshazte de todos aquellos ladrones de tiempo y sobre todo enfócate en una cosa a la vez, esto sin duda será clave para tu efectividad.

El trabajo es trabajo aunque estés en casa. Tienes que ser responsable

No porque en tu empresa te hayan dado la oportunidad de trabajar desde casa, quiere decir que te levantarás todos los días a las 10 de la mañana; dependiendo los acuerdos que hayas establecido con tu jefe, tal vez deberás seguir cumpliendo con un horario y seguirás trabajando por objetivos; así que el grado de responsabilidad es el mismo que cuando vas a la empresa o incluso más; porque muchas veces el estar en casa nos hace distraernos con facilidad y perder el enfoque. Así que si haces home office tu grado de responsabilidad debe ser muy grande.

Si por otro lado, has decido crear tu propio negocio ya sea físico o en línea, debes saber que esto tampoco es una tarea sencilla y debes ser conscientes de que debes tener un buen plan estratégico, invertir y además debes ser paciente y perseverante para que esto se convierta en un negocio prospero.

Y tranquila, que sé que puedes estar pensando que soy muy pesimista, y de verdad te digo que no es así, solo quiero hablarte con la verdad. A mí me decepciona un poco que de repente lleguen personas, diciendo que van a educar sin escuela y además trabajaran desde casa porque es más cómodo. Las razones deben ir más allá que por simple comodidad.

Hacer homeschooling y home office si es posible

Educar sin escuela y trabajar desde casa si es posible y te lo dice una mamá que lo hace, como te lo comentaba requiere de un alto compromiso y de tomar decisiones conscientes y desde el amor.

Yo no desperté un día diciendo que iba a crear el proyecto educación en casa y que además educaría sin escuela. Ambas decisiones fueron muy bien pensadas, tomadas con mucha seriedad y compromiso y para llegar a ellas tuve que invertir tiempo, energía y dinero. Gracias a hacer las cosas de esa manera, hoy te puedo decir que disfruto mucho mi nuevo trabajo y también el tiempo de aprendizaje con mi hija.

Te cuento con total sinceridad, que en este tiempo que llevo haciendo homeschooling y home office he aprendido más que los 18 años de mi vida que pase en la escuela.

He tenido que modificar algunas cosas en mi vida; sin embargo, me siento satisfecha de haberlo hecho y sigo en un proceso constante de aprendizaje, muy dispuesta a seguir creciendo.

Si tú constantemente te dices que no tienes tiempo, es lo que seguirás teniendo en tu vida, falta de tiempo, quizá te falta enfoque, pero sobre todo motivos suficientemente fuertes para hacerlo desde el amor 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *